martes, diciembre 13, 2016

Por favor, detente un momento

Por: Maverick

“No pienses tanto, deja que la vida te sorprenda” 
Por un momento pensé en escribir cosas tristes de la vida, no importa lo que te provoque la tristeza, el hecho es que te cause esa sensación de dolor, pero algo me detuvo al empezar, 
¿Por qué quiero vivir del recuerdo de mis tristezas?. 
La carretera siempre ha sido para mí una inspiración ante el vacío de los campos y las montañas con sus charcas o lagos apacibles, mientras las nubes parecen no enterarse de la nada, surge ese momento que tanto esperamos y viene la inevitable pregunta: ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Metas, objetivos, sueños ilusiones, quimeras, estoy perdido entre todas ellas y no puedo tomar una decisión que en verdad transforme lo que siento y lo que estoy viviendo. 
Dicen que el alcohólico es la persona más feliz del mundo, porque al beber obtiene la felicidad que busca, y trato de entenderlos y creo que esa es su realidad es alcohol te da lo que la vida no puede, aunque el precio que pagarás será la muerte, pero es mejor la tortura del alcohol que tu realidad. 
Las personas que están sentadas en la plaza sin hacer nada, me parecían ridículas gente que solo va a perder el tiempo, o gente desocupada, para mi tenían una vida inservible, sin sentido por vivir de esa manera, ahora cada vez que puedo, hago lo mismo que ellos, ver pasar el tiempo y a las personas, veo parejas que se supone “se aman” con una cara de arrepentimiento, que estoy feliz de mi soltería, William Robins decía: “Es triste estar solo, pero es peor vivir con alguien que te haga sentir solo”, extraño a quien debo extrañar y sufro por no estar a su lado, pero fueron las malas decisiones lo que me alejo de ella, y la extraño, pero el tiempo no puede volver, perdí simplemente lo que vivo son sus consecuencias. 
Tengo trabajo y me mantengo activo, volví a estudiar y mis compañeros me admiran, en el trabajo me necesitan –por lo pronto- ya conseguirán a alguien que haga el trabajo mejor que yo, y simplemente me harán a un lado, pero por lo pronto no, sin embargo mi vida esta vacía, no aspiro a nada, nada me motiva, sexualmente estoy acabado, no siento pasión, no deseo estar con nadie, mi libido bajo al 1%, no entiendo a las personas que no pueden estar sin sexo, cuando tu corazón está solo, vació, desolado, triste y melancólico, simplemente la pasión no existe, pero no sé qué hacer, nada me motiva, ni me hace feliz, pero necesidades económicas por lo pronto no tengo. 
¿Cuál es el misterio de la vida? ¿Qué secretos encierra? ¿Por qué tenemos estos momentos de desierto en nuestra vida? Por lo pronto no quiero que me hablen de Dios, porque estoy muy distanciado de él, estoy desilusionado, no quiero juzgarlo pero la realidad es que estoy triste, siento que me abandonó y de una manera cruel, pero no quiero comentar esa situación, si Dios existe y me ama, que manera tan extraña tiene de demostrarlo, por lo pronto quiero estar lejos de él, muchas personas perdidas como yo en laberinto de su vida, han encontrado la paz en sus brazos, pero yo en sus brazos la perdí. 
Me siento solo, abandonado, y sin saber qué rumbo debo tomar, me he alejado de las personas que amo, y quisiera estar lejos de ellos, no considero el suicidio, por lo pronto, porque en algún lugar, en determinado momento, debe haber “algo” para mí, bueno o malo, pero que aparezca ya, la paciencia no se hizo para mí, nací hiperactivo y sigo siendo igual a pesar de los años, no sé qué hacer con mi vida esa es la realidad, abandoné a mi familia desde hace 7 años, los veo y los quiero mucho, pero no puedo regresar con ellos, porque no me recibirían de vuelta, vivieron un duelo, y el muerto, muerto está, resucite solo para recibir agresiones y reproches, dicho de otro modo no merezco otra cosa, por parte de ellos. 
Debemos entender lo separados o divorciados, que no somos indispensables, y que volver hacia atrás, simplemente no se puede, porque no tenemos más que una oportunidad, ¿Qué valores podríamos enseñar? ¿Somos dignos de confianza? Si nuestros actos demostraron que no somos confiables, o sea que nuestra realidad es: la soledad por compañera, porque no somos atractivos para nadie. 
Nuestros hijos saben que les fallamos, así que se aprovechan y nos chantajean para sacarnos dinero, es lo único que les importa, y como estamos cargando un peso muy grande de conciencia, saben que somos presas fáciles de convencer, como seres humanos no tenemos oportunidad de aprender, corregir, mejorar, volverlo a intentar, parece ser que en algunas cosas sí, pero en otras no, eso nos da como consecuencia, el no saber qué hacer con nosotros, las mujeres in problemas nos ven y salen huyendo, ¿y el amor? Simplemente no existe, solo las condiciones económicas y lo que puedan sacarnos. 
En este aspecto sentimental es muy fácil para mi alejarlas, les digo: “no tengo dinero” y salen huyendo más veloces que un rayo, se acercan según eso porque eres atractivo, inteligente, maduro, seguro etc. Y a la hora de los dineros, nadie está dispuesta a batallar en la vida, con tal de ser feliz, estuve en la ciudad de México en una tienda departamental, donde existen tres pisos para caballeros, lo curioso es que los que estaban comprando iban solos, sin mujeres, en su mayoría hombres maduros, ¿Qué será para la mujer muy difícil de entender que también nosotros necesitamos ropa? ¿Por qué tantos hombres solos? La mujer la tiene más fácil, da “amor y sexo” y lo consigue todo, y los hombres ¿Qué debemos ofrecer, aparte de dinero? Tal parece que nuestro atractivo sigue siendo la cartera, vivimos en un mundo donde lo único importante es el dinero. 
Hay una canción de Bon Jovi “Livin on a prayer” donde narra la situación precaria que vive la pareja porque él no tiene trabajo, pretende dejarla, pero la mujer no lo permite, y confían en “algo” divino que pueda ayudarlos, y me pregunto ese tipo de mujeres ¿realmente existe? ¿Será posible que una mujer te aliente cundo todo te sale mal? Muchos divorcios se evitarían si en vez de escuchar: inútil, no sirves para nada, solo vives de sueños, etc. Y tan solo pudieran pronunciar las palabras mágicas que pueden transformar una vida: tú puedes, confió en ti, tú siempre sales adelante, te amo, vuelve pronto. Entonces te pondrías la armadura del guerrero y saldrías adelante, la vida demuestra que a veces estas en la abundancia y de repente no tienes para comer, ¿alguna vez has ayudado a un millonario que no tiene para comer? El dinero no te da la felicidad, la compra hecha. 
Ahora entiendo porque los dirigentes tienen que ser hombres maduros porque a esta edad ya has pasado por muchas alegrías y tristezas, sin embargo ¿Cómo lleno ese vacío que tengo en el alma? ¿Por qué después de tanto vivir me siento solo, vacío y triste? A donde tengo que ir, con quien tengo que ir, ¿Qué debo hacer? ¿Qué viene para mí? Por más éxitos que obtengo a nivel profesional, y a nivel personal, no me siento alegre, mi vida cada vez es más melancólica y apartada de todos, parece que nada vuelve a tener sentido, recibo poco cariño de las personas y yo por mi parte no puedo dar tanto amor como pudiera lo entrego a cuenta gotas, y cada vez soy más selectivo con las personas que puedo hacerlo, duré muchos años viajando, actualmente no me motiva ningún lugar por más bonito que esté, las nubes y los miles de kilómetros que recorro a diario no son más que un escape a mi tristeza, y a mi soledad que ahora quiero más. 
Mi vida es como la de un lobo, solitario, pero salvaje, convivo con los demás pero sigo siendo el alfa, que nadie puede detener ni darle sentido a mi vida, que por el momento no tiene rumbo aunque los proyectos empresariales poco a poco se han cristalizado, y los que vienen ya casi llegan tumbando a los demás, el desarrollo profesional es inevitable cuando se continua trabajando eso no se puede evitar, porque la constancia te da los resultados, y el éxito te lo da los fracasos que cometes para obtener tus metas. 
Todo esto está muy bien pero ¿Por qué no puedo darle sentido a mi vida? Soy una persona que crea trabajo, estudio, formación, desarrollo e ilusiones para los demás, y de alguna manera intentan agradecértelo, sin embargo tu conciencia es clara, ¡estás solo! Aunque para ser sinceros estoy disfrutando mi soledad, cada día estoy mejor viviendo esta situación, porque me estoy preparando a nivel intelectual y profesional voy a terminar el año con un promedio de 12 diplomados, 20 conferencias 10 talleres, etc. Se mucho más de lo que sabía hace un año, y esto cada vez más me acerca al éxito profesional, empiezo a ser reconocido por mucha gente sin embargo, no era lo que yo quería que pasara con mi vida, no busca la sabiduría, ni la preparación, no era mi meta volver a estudiar, solo quería vivir en paz y sentirme amado, necesitado, y que alguien a cualquier hora del día pudiera tener una muestra de cariño para conmigo y no lo tengo. 
Entonces, ¿Qué es el éxito? ¿Qué significa triunfar? ¿Cuándo pudiera decirse que has logrado algo en tu vida? Tengo el reconocimiento de las personas, pero no tengo una muestra de cariño, ya soy abuelo, y a mi nieta, que es una bebé de 3 meses, le encanta verme, y me ha transformado, necesito verla, abrazarla, besarla, jugar con ella, simplemente verla, solo puede sonreír como agradecimiento o tratar de balbucear, es un cariño extraño que no podía experimentar sino fuera abuelo, ahora entiendo porque los nietos se quedan con las herencias y no los hijos. 
Fue necesario detenerme un momento, para reflexionar sobre mi vida y darme cuenta que sigo triste y melancólico, que el éxito empresarial y profesional no va a devolverme la alegría que busco para mi vida, cada vez estoy más convencido que nací para estar solo, que nací para inspirar la vida de los demás para ayudarlos a crecer a ser más felices a pesar de mi tristeza, nadie tiene porque saberlo, porque no necesito la lastima de ninguno, no estoy desahuciado, y si lo estuviera seguiría trabajando como siempre, pero tal parece que nada tiene sentido en mi vida. 
Tomarnos un momento para reflexionar sobre nuestra vida es algo que nuestra alma nos lo está pidiendo, no puedo hablarle a mi ángel, porque desde hace mucho tiempo me abandonó para ocuparse de alguien que si quiera salvarse e ir al cielo, tal parece que algunos nacimos para estar infinitamente en el limbo, sin esperanzas de cielo o de la gloria eterna, pero Dios no tiene la culpa de esto porque nos dio libre albedrió, seguiré trabajando, para darle un futuro a los próximos hogares y que no se pierdan como perdí el mío, porque el calvario que tienes que pagar por un error como éste no se lo deseo a nadie, algunos divorciados estamos condenados a no tener familia otra vez, por el temor de Dios de que la echemos a perder otra vez, tomate un momento para ti, y piensa ¿realmente eres feliz? O tal vez mejor sería preguntarte ¿Puedo hacer feliz a otra familia? Si venimos a esta tierra a ser felices, mi camino ya terminó…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario