sábado, febrero 04, 2017

Cánceres poco comunes en la niñez

Los cánceres poco comunes en la niñez son cánceres que se ven con muy poca frecuencia en los niños. 
El cáncer en los niños y adolescentes es poco frecuente. Desde 1975, el número de casos nuevos de cáncer infantil ha aumentado de forma lenta y el número de muertes por cáncer infantil disminuyó en más de la mitad. Los cánceres poco comunes son tan infrecuentes que, en la mayoría de los hospitales de niños, es probable que se vean menos de un puñado de algunos tipos en varios años. Debido a esto, no hay mucha información sobre cuáles son los tratamientos más eficaces. El tratamiento de un niño a menudo se basa en lo que se aprendió al tratar a otros niños. A veces, solo se dispone de información de informes sobre el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de un niño o de un grupo pequeño de niños que recibieron el mismo tipo de tratamiento. 
Para detectar (encontrar), diagnosticar y estadificar los cánceres poco comunes en la niñez, se utilizan pruebas. Las pruebas que se usan dependen del tipo de cáncer. Después de que se diagnostica el cáncer, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron desde donde empezó el cáncer a otras partes del cuerpo. El proceso que se usa para determinar si las células cancerosas se diseminaron a otras partes del cuerpo se llama estatificación. La información que se reúne en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad, que es importante conocer para planificar el mejor tratamiento. Para detectar, diagnosticar y estadificar el cáncer, se usan las siguientes pruebas y procedimientos: 

Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso. 
Estudios bioquímicos de la sangre: procedimiento en el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que liberan los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad anormal (mayor o menor de lo normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad. 
Radiografía: un rayo X es un tipo de haz de energía atraviesa el cuerpo y se plasma en una película. 
Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toman una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes se crean a través de una computadora conectada a una máquina de rayos X. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada. 
Exploración con TEP (exploración por tomografía con emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta una pequeña cantidad de glucosa (azúcar) radiactiva en una vena. El escáner TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que usan la glucosa. Las células del tumor maligno se ven más brillantes en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales. 
IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Las imágenes se producen a través de una computadora. A este procedimiento también se le llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN). 
Ecografía: procedimiento para el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos para producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. La imagen se imprime para observar más tarde. 
Endoscopia: procedimiento mediante el que se observan los órganos y tejidos internos del cuerpo para verificar si hay áreas anormales. Se introduce un endoscopio a través de una incisión (corte) en la piel o una abertura del cuerpo como la boca o el recto. Un endoscopio es un instrumento con forma de tubo delgado, con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extraer muestras de tejido o de ganglios linfáticos que se observan al microscopio a fin de verificar si hay signos de enfermedad. 
Exploración ósea: procedimiento que se utiliza para verificar si hay células en los huesos que se multiplican rápido, como las células cancerosas. Se inyecta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena y este recorre por todo el torrente sanguíneo. El material radiactivo se acumula en los huesos con cáncer y se detecta con un escáner. 
Biopsia: extracción de células o tejidos con el fin de que un patólogo los observe al microscopio y determine la presencia de signos de cáncer. Hay muchos tipos diferentes de procedimientos de biopsia, los más comunes son los siguientes: 
Biopsia por aspiración con aguja fina (BAAF): extracción de tejido o líquido mediante una aguja fina. Biopsia con aguja gruesa: extracción de tejido mediante una aguja ancha. 
Biopsia por incisión: extracción de una parte de una masa o de una muestra de tejido que no parece normal. 
Biopsia por escisión: extracción completa de una masa o área de tejido que no parece normal. 

Aspectos generales de las opciones de tratamiento: 

•Hay diferentes tipos de tratamiento para los niños con cánceres poco comunes. 
•El tratamiento de niños con cánceres poco comunes se debe planificar por un equipo de proveedores de atención de la salud expertos en el tratamiento de cáncer infantil. 
•Se utilizan siete tipos de tratamiento estándar: 
•Cirugía 
•Radioterapia 
•Quimioterapia 
•Terapia con hormonas 
•Inmunoterapia 
•Espera cautelosa 
•Terapia dirigida 
•Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos. 
•Terapia génica 
•Los pacientes deben pensar en participar en un ensayo clínico. 
•Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer. 
•Se pueden necesitar pruebas de seguimiento. 
•Algunos cánceres y tratamientos contra el cáncer causan efectos secundarios meses o años después de terminar el tratamiento.

Dr. Enrique Sigala Gómez
Pediatra-Cirujano Pediatra
drsigala@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario