sábado, marzo 04, 2017

VIH-Sida, drogadicción y ‘bullying’

Por Marcela Betsabé Aguirre Jiménez
2º semestre de Médico Cirujano y Partero
Materia: Bioética y Universidad
Profesor-asesor, Pablo Huerta Gaytán
Centro Universitario de Los Altos, UdeG

La discriminación a personas cero positivas o enfermas de VIH-Sida, es un problema que ocurre cada día, debido a que, aún se tienen muchos prejuicios sociales como creer que al tener contacto con ellas se puede uno contagiar, a pesar de la vasta información al respecto. 
A menudo las personas con Sida se apartan por sí mismas de la asistencia que necesitan por temor a los pensamientos negativos de las personas. El aislamiento suele provocar la sensación de sentirse “único/a con SIDA” y la ansiedad, la depresión y hasta el suicidio pueden ser algunas de las consecuencias. 
Es tanto el miedo que no todas las personas infectadas o que padecen esta enfermedad lo dicen a otros. Tal vez por no perder un trabajo, desintegrar la familia o llegar a ser excluido de un grupo social; o quizás por la estigmatización social de que son objeto. 
De los datos consultados (en internet) llama la atención que 126 personas afectadas, a la pregunta ¿Se notifica el estado serológico respecto al VIH-Sida a las parejas sexuales y/o familiares? (*) así respondieron: 
61% Lo hace sólo si la persona afectada expresa su conformidad. 
12% Depende de cada servicio. 
9% Siempre, para que sus parejas puedan adoptar medidas de prevención. 
6% Sólo si la persona manifiesta que va a ocultarlo. 
6% Sólo cuando la persona es menor de edad en el ámbito sanitario. 
6% Nunca. 
Drogadicción, otro grave problema. 
Afecta directamente a quien consume drogas pero también indirectamente a las personas que lo rodean (familia, pareja, hijos). Esta adicción daña a los hijos de diferentes maneras, ocasiona desde problemas congénitos, hasta problemas de bullying dentro y fuera de los planteles educativos. 
No porque un miembro sea adicto significa que toda la familia lo será. No todos los miembros son responsables de que se continúe con esta situación, porque cómo ayudas a aquel que no quiere ser ayudado. No a todos los miembros del núcleo familiar les va a repercutir en su salud física, pero sí en la salud psico-social. 
La familia no es ajena a discusiones, conflictos, paranoia ocasionada por uno de sus miembros. En el caso de que los padres sean drogadictos, los hijos son los menos responsables o culpables de que esto suceda, pero curiosamente la mayoría de las veces, son quienes más responsabilidad adquieren para buscar ayuda o ver la forma de solucionar la situación. 
Se dice que los niños son una esponja y repiten inocentemente lo que escuchan de los adultos, sin saber la mayoría de las veces de lo que se está hablando; por eso son víctimas de la ira y del enojo, ya que reciben burlas e insultos por parte de algunos compañeros debido a la adicción de sus padres. 
Día a día se presentan muchos tipos de bullying, discriminación, burlas, maltrato verbal y en varios casos desde la infancia hasta la adolescencia, lamentablemente esto ha llegado hasta depresiones y fatales desenlaces como los suicidios. 
La mayor parte de estos insultos viene de estereotipos marcados por la sociedad que muestran una imagen distorsionada de la realidad. 
Independientemente del lugar, origen, cultura, creencias, historia, etc. se puede decir que todas las sociedades están estereotipadas; entonces, si no se van eliminando estos roles y paradigmas, seguirán existiendo el bullying, la discriminación, los insultos, las burlas; es muy triste que la mayoría de las veces estas conductas deriven de niños de la “alta sociedad” hacia niños de “bajos recursos”. 
El área de la salud debe asumir un papel muy importante en este tipo de problemáticas, ya que se debe trabajar también en aspectos psicológicos cuando se presentan enfermedades y toxicologías como el VIH Sida y la drogadicción, porque se debe atender y procurar la salud física y mental a nivel familiar; tener un diagnóstico y dar el tratamiento adecuado a personas de acuerdo al tipo de enfermedad y/o adicción que presente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario