sábado, abril 08, 2017

Cómo medio salvar al planeta

+ Obligar a los dueños de la tierra a plantar árboles podría servir 

Por Gustavo González Godina 

Tenía yo el compromiso de escribir un artículo para esta revista y no tenía tema. Pero a nadie le falta Dios, ni a los que no creen en Dios -que no es mi caso-, y cuando el tiempo me rebasaba, providencialmente me llegó una invitación de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del Gobierno del Estado de Jalisco, que me dio la idea que necesitaba, 
La invitación me la enviaron como presidente de la Asociación de Periodistas de Tepatitlán, que se integró apenas este 20 de febrero, y es para un foro de consulta pública del proyecto del PEACC, lo que significa Programa Estatal para la Acción ante el Cambio Climático. Lo que significaría a su vez que el gobierno de Jalisco está dispuesto a hacer algo por el planeta. 
En el papel por lo menos. Según la invitación, en el foro se presentará el diagnóstico de vulnerabilidad, el inventario estatal de gases y compuestos de efecto invernadero, y conceptos clave -dice- en diferentes exposiciones; se integrarán “mesas de trabajo por ejes estratégicos de adaptación, mitigación y transversales”. ¿Qué es eso? quién sabe, mi ignorancia me dificulta entender el lenguaje de los intelectuales, pero asistiré y si por “mitigación” entendemos lo mismo pediré participar en una mesa de trabajo sobre el tema para exponer ahí esta idea: 
Si los árboles representan oxígeno, agua (lluvia) y vida, ¿por qué no obligar legalmente a los dueños de la tierra a plantarlos y cuidarlos hasta que sean adultos? Me parece tan fácil como legislar para que sea incluida en alguna ley, o en varias (las relacionadas con la materia) la obligación de que en cada hectárea de terreno rural, el propietario tenga por lo menos 10 árboles, POR LO MENOS, PUEDEN SER MÁS, como requisito indispensable para poder comprar o vender un predio. 
Y en cuanto al terreno urbano igual, obligar a quien sea propietario de una casa en la ciudad (o en cualquier zona urbana) a plantar un árbol frente a su casa, o a que haya por lo menos un árbol en cada vivienda o frente a ésta, como requisito indispensable para poderla vender o comprar. 
Cada vez que alguien quiera legalizar la compra-venta de un predio rural o urbano, tendría que demostrar, mediante fotografías o video, o mediante una inspección ocular por parte de la autoridad, que su predio tiene la cantidad de árboles que marque la ley, o el árbol frente a su casa o dentro de ésta. Los fraccionadores y desarrolladores de vivienda tendrían que ser los primeros en cumplir con esta disposición legal. 
¿De cuántas hectáreas consta el territorio de Jalisco?, ¿de casi ocho millones? Bueno, debería de tener por lo menos 80 millones de árboles, además de los que ya hay en las pocas zonas boscosas con que cuenta el Estado. Más, porque en las ciudades habría proporcionalmente más árboles que en el campo, si en cada manzana, que mide aproximadamente una hectárea, caben 10 casas por lado, unas cuarenta casas en total, habría cuarenta árboles por hectárea y no diez. Y calle de por medio hay otra manzana de casas, con otros 40 árboles… 
¿Es ésta una propuesta muy simplista? Sí lo es. ¿Difícil de ponerla en práctica? no lo sé. Nuestros diputados legislan para aprobar el aborto, para que se casen hombres con hombres y mujeres con mujeres, para que se pueda fumar mariguana sin problemas, para evitar las corridas de toros, para prohibir que haya animales en los circos, para no fumar donde uno quiera, y hasta para que no haya saleros en las mesas de los restaurantes. 
¿No podrían legislar algo en favor del planeta y contra el cambio climático? 
Y claro, el gobierno debería regalar los arbolitos que se han de plantar. Jalisco podría ser pionero y ejemplo en la reforestación OBLIGATORIA de todo el país. 
¿Contribuiría esto a la remediación ante el cambio climático y la destrucción del planeta? No lo sé, que lo digan los expertos, yo sólo sé que los árboles representan oxígeno, agua y la vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario