sábado, abril 08, 2017

El turismo y los grandes retos que tiene en los tres campos del Politing

“CAMINANTE NO HAY CAMINO… SE HACE CAMINO AL ANDAR”. ANTONIO MACHADO 
El turismo (entendido como el conjunto de relaciones y fenómenos producidos por el desplazamiento y permanencia de personas fuera de su domicilio) tiene una gran complejidad hasta el punto de que ninguna de las ciencias puede abarcarlo y estudiarlo en toda su dimensión y por ello se ha propuesto la nueva “Ciencia de la Turismología”, que tiene ahora un nuevo reto: el Politing, concretamente, con cada uno de los tres campos donde el marketing social participa: (1) en la política como proceso: politics, (2) en la política como resultado: policy y (3) en la política como estructura: polity. Para cada uno de ellos la turismología debe ofrecer respuestas apropiadas. Miremos sólo algunos de los muchos retos que le presenta el Politing a la turismología. 
En el primer campo (el marketing social en la política como proceso: politics) todas y cada una de las agremiaciones, asociaciones, federaciones, sindicatos y/o coaliciones de turismo, son verdaderos grupos de poder/presión y/o opinión, que tienen la capacidad real de apoyar, favorecer, financiar y/o votar por uno o varios de los tres componentes del ofrecimiento político: candidato y/o programa y/o partido, apoyando -precisamenteaquellos que propongan acciones viables, factibles y realistas en favor del turismo. Se ejerce así, el derecho/deber de participar en la política como proceso (politics), bien sea aportando recursos, haciendo proselitismo o apoyando un programa electoral especifico. 
En el segundo campo (el marketing social en la política como resultado: policy), pues para hacer política pública es indispensable la participación de tres (3) actores: gobierno, iniciativa privada y ciudadanía y en cada uno, la turismología está presente, así: En el gobierno, siempre existen organizaciones gubernamentales encargadas del “Proceso Integral de Política Pública”: crearla, formularla, implementarla, evaluarla, analizarla y terminarla. En la iniciativa privada, siempre hay organizaciones, instituciones y empresas cuyas actividad está relacionada (directa/ indirectamente) con el turismo y tienen la oportunidad (¿deber?) de asumir su papel como co-elaboradoras de “Políticas Públicas de Turismo”. Los ciudadanos así, ejercen el derecho de apoyar (rechazar) las acciones que favorezcan (perjudiquen) la turismología, máxime si se tiene la fortuna de trabajar, proveer, participar o formar parte de este intrincado tinglado que conforma la importante industria sin chimeneas. Esa participación se puede hacer de varias formas: apoyando, buscando consensos, logrando adhesiones, realizando cabildeo (lobby) a favor (en contra) de propuestas que favorezcan (perjudiquen) el sector turismo.
El tercer campo (el marketing social en la política como estructura: polity) corresponde al Citymarketing donde la turismología tiene también destacados y decisivos papeles, bien sea en ambientes académicos, en oportunidades laborales y/o en actividades sociales, enmarcadas todas en “Planes Integrales deCitymarketing”. Definitivamente, conocer y entender estos retos -que le presenta el Politing a la turismología- es fundamental para que no sean nunca jamás: ni vecinos distantes, ni íntimos extraños… 

Por Carlos Antonio Salazar Vargas


No hay comentarios.:

Publicar un comentario