sábado, mayo 06, 2017

En Tepatitlán hay niños que roban para drogarse

La drogadicción infantil, es una problemática que se vive en gran parte, por no decir que en todas partes del país. En Tepatitlán como en varios lugares de México hay niños que roban para pagar sus drogas; no estudian y pasan la mayor parte de su vida en la calle. 
Aunque las autoridades han tomado cartas en el asunto, es muy poco lo que han logrado, porque el problema está en algunos padres de familia que no quieren rescatar a sus hijos de las garras de la violencia social que impone la drogadicción y que estimulan las malas compañías. 
Pero, ¿Qué factores influyen para que estos niños vivan en estas circunstancias? Hay muchos, pero el que más influye, es que en sus hogares falta la figura paterna que mantenga el orden y disciplina, o la figura materna que irradie de amor y esperanza sus vidas. 
Los niños que han caído o caen en los vicios, es porque pasan su vida solos, lo que ocasiona que salgan de sus domicilios y se junten con personas que los inducen a dar malos pasos, como drogarse, y perder interés de ir a estudiar, de practicar algún deporte o llevar una vida saludable. 
Cada vez se hacen más adictos a estas sustancias, pero el problema es conseguir dinero para comprar drogas, por eso algunos jóvenes y niños roban, incluso cuando están demasiado intoxicados, pueden hasta llegar a matar por dinero.
Otro factor importante es cuando los mismos padres viven atrapados en las redes de la drogadicción y en los robos para saciar sus vicios; entonces estos niños y adolescentes ven normal estas posturas de sus padres y por eso, para ellos es sencillo drogarse, robar e incluso llegar factores de riesgo más avanzados como la prostitución. 
La colonia Las Aguilillas de Tepatitlán de Morelos, Jalisco es considerada como uno de tántos lugares donde se da todo tipo de violencia; la mayoría por parte de varios niños y adolescentes que se encuentran en manos de la delincuencia y son víctimas de la drogadicción. Se hicieron varias preguntas a algunos niños que de 8 años de edad en adelante ya consumen drogas y no estudian. 
Algunas respuestas fueron: “Yo tengo 8 años, hace poco me acaban de expulsar de la escuela por golpear a otros niños, consumo drogas desde hace un año, no tengo padre y mi mamá se la pasa trabajando, yo si he robado cuando el dinero que me da mi madre no me alcanza para comprar las drogas”. 
Otro de los niños contestó: Yo tengo 11 años, no tengo padre ni madre, vivo con mi abuelita, porque desde muy pequeño mis padres me dejaron a cargo de con ella y jamás volvieron, nunca he ido a la escuela porque somos muy pobres y no tenemos para pagar los alimentos; me drogo desde hace más de un año porque se siente bien chido y te relajas, si he robado para consumir más drogas y para darle ‘feria’ a mi abuelita. 
Las otras respuestas fueron muy similares. En conclusión, los hechos son claros, solucionar esta problemática no depende ni de la sociedad, ni del gobierno; depende de las familias, pero principalmente ¡de los padres de estos niños!

Por: Cruz Inés Mizael Macías Aceves
2º semestre de Lic. en Administración
Materia: Universidad y Siglo XXI
Centro Universitario de Los Altos, UdeG
Profesor-asesor, Mtro. Pablo Huerta Gaytán
Correo: phuerta@cualtos.udg.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario