sábado, mayo 06, 2017

¿Seguimos así o cambiamos el futuro de niños maltratados?

“El niño no es propiedad de la familia. Ésta no puede hacer con él lo que quiera. El niño es un ser humano: pertenece a la sociedad y representa su futuro”: Anónimo 

México debe romper con su pasado y mirar al futuro porque atado a sus mitos no toma un rumbo claro y definido; joven en su democracia, duda en dar los pasos adecuados; se agita sin moverse, discute sin decidir. Los problemas están a la vista y el futuro está más cerca de lo que parece. Queda muy clara la disyuntiva: O lo abrazamos con fuerza o iremos hacia atrás. 
Según la información recopilada se deduce que el maltrato infantil es producto de la agresión física, psicológica o sexual que recibe un niño por parte de personas adultas; a veces excluido de sus elementales derechos como su libertad, situación que por desgracia es ignorada incluso hasta por la sociedad en su conjunto. 
El maltrato se da por varias causas: La pobreza, la migración, el rechazo y por la ignorancia de algunas personas adultas. Cuando la gente es muy pobre, tienden a maltratar a sus hijos, y esto porque en algunos casos, las personas no recibieron educación alguna, ni orientación, ni consejos de cómo formar a sus hijos; lo peor de esta lamentable realidad, es que muchos niños son obligados a robar para sobrevivir o dejar atrás la pobreza y piensan que hacer eso está bien. 
Los niños que tienen padres migrantes, por ejemplo, generalmente son maltratados por sus familiares cercanos o tutores; se da el maltrato porque no les dan a esos niños lo que verdaderamente les corresponde, ni el trato y atención, ni lo que la ley establece en su favor. 
El maltrato se da también porque algunas mujeres traen al mundo a sus hijos sin quererlos, a lo mejor por una relación sexual forzosa (violación) o porque tuvieron relaciones sexuales por simple curiosidad (versión de algunas adolescentes) y quedaron embarazadas; las consecuencias surgen cuando los niños nacen, estas madres suelen desahogar su frustración y hasta su ira contra ellos, sin pensar que esos niños indefensos, son los menos culpables de su situación. 
Se puede afirmar que el maltrato y/o abuso de los niños que también ocurre en Colombia, como se puede observar en el video “Todos los niños invisibles”, es recurrente y una triste e inobjetable realidad en nuestro país. 
Muchas veces se ve cómo los padres, abuelos, tíos o tutores de algunos niños pagan para que se les enseñe a robar y quienes son testigos de eso, se quedan callados por miedo a que les hagan algo. Esos adultos que obligan a los menores a robar para ellos no trabajar, merecen con rigor el castigo que la ley impone para hacer justicia a esos infantes víctimas de los mayores. 
No está bien, ni lo que ellos hacen, ni quedarse callados, ni permitir que siga creciendo ese problema; lo más lamentable es que muchos niños piensan que esto es normal, porque es lo que sus papás, familiares u otras personas les enseñaron; cuando crecen estos niños, fácilmente se convierten en personas machistas, violadores, corruptas, agresivas, flojas y mentirosas; además de malos padres, con estas conductas antisociales, crecen y se convierten en “perfectos delincuentes”. 
En conclusión, el maltrato infantil es un verdadero drama que día a día viven muchos niños, motivo por el que crecen llenos de temores, cuando en vez de eso, durante su niñez lo que es primordial es darles felicidad. 
La disyuntiva es clara: ¿Seguimos así o cambiamos el futuro de esos niños maltratados? Las autoridades e instituciones públicas y privadas, así como la sociedad en general, deben asumir el reto y compromiso de realmente a cumplir y hacer cumplir los derechos establecidos para los niños mexicanos. 
Todas las personas que maltratan, deben razonar y buscar una mejor manera de educar a sus hijos; si no se sienten capaces de hacerlo pueden buscar ayuda, acudir con especialistas o profesionales de la salud mental y física para recibir información y adecuada orientación, porque sólo de este modo se puede ir erradicando ese lastre conocido como maltrato infantil.

Por: Gisela Coronado García
2º semestre de Lic. en Administración
Materia: Universidad y Siglo XXI
Profesor-asesor, Mtro. Pablo Huerta Gaytán
Centro Universitario de Los Altos, UdeG
Correo electrónico: phuerta@cualtos.udg.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario