sábado, agosto 12, 2017

Zaleuco, el político más honesto de Grecia

Zaleuco nació en el año 662 a.C , cuyo origen es discutido pues hay quien opina era una Pastor esclavo y otros señalan que nació en el seno de una familia noble que participó en la fundación a partir del año 673 de Locri, una colonia griega en la península itálica, actualmente en la región de Calabria, frente al mar Jónico, pero que entonces formaba parte de la Magna Grecia. Reconocido por su cultura, instruido por Atenea (en sueños), discípulo de Pitágoras, fue elegido como legislador y creador del primer código escrito de leyes de los Estados griegos, se convirtiéndose en el primer legislador occidental y en precursor de la forma de vida que hoy, de alguna manera, disfrutamos. 
La Obra de Zaleuco encontró eco en pensadores posteriores, del nivel de Aristóteles quién hace referencia a el en su obra “La Política”, de igual manera es citado por autores como Diodoro Sículo (eminente historiador Siciliano y crítico de los abusos del poder), otro de los que lo citan es Ciceron prestigiado abogado romano, padre de la elocuencia jurídica, Eusebio de Cesarea (padre de la historia de la iglesia cristiana primitiva) y otro de sus seguidores lo fue Estobeo, quién realizo la mas amplia antología de aproximadamente 500 textos de la antigüedad, entre ellos las Leyes de Zaleuco, en una recopilación que denominó “Antología de extractos, sentencias y preceptos”. 
Fue tal la influencia que generaron las leyes de Zaleuco, caracterizadas por su sentido de justicia, equidad y sobre todo respeto a la condición social y humana de todos los miembros de la comunidad. 

El código de Zaleuco no sólo fue relevante por ser el primero. Tanto por su forma escrita como por su contenido se trata de una legislación extraordinaria para la época, y que ha sido reconocida y gozado de prestigio en los siglos subsiguientes; en primer lugar por ser un código escrito (el primero en occidente), dicha legislación se contraponía a la absoluta arbitrariedad de los jueces que imperaba en el mundo antiguo, y logró por lo menos en su Ciudad Locri, convertir la justicia en una garantía para el pueblo cuando en el resto del mundo conocido sólo servía como instrumento de conservación de los privilegios de las clases dominantes. Y por otra parte las 25 leyes de Zaleuco eran revolucionarias para su época, al punto de adelantarse al tiempo en más de veinte siglos (por ejemplo, prohibiendo la esclavitud y favoreciendo la igualdad de la mujer). 
En esas épocas imperaban las penas crueles y trascendentes como la muerte y diversos tipos de mutilaciones, Zaleuco le dio a Locri una legislación estable, justa e igualitaria para todos, convirtiéndola en una sociedad democrática y moderna, sin esclavos y donde las mujeres tenían notables derechos, y que perpetuaba la paz interior al imponer graves castigos para el adulterio, el robo y otras conductas que provocaran problemas a la sociedad. Logrando con ello una estabilidad y paz social, que permitió la prosperidad de la población. 
La fórmula de Zaleuco se convertiría con el paso del tiempo un duro golpe al sistema arbitrario de gobierno que imperaba en la Polis Griega, basado en la soberanía del gobernante, no del gobernado, desterramiento de la violencia y la arbitrariedad en las relaciones humanas, integración de los intereses del ciudadano con los del Estado, participación pública en lo político y normas justas que evitaron, que la CIudad malgastara sus fuerzas en vigilancias, barreras y prohibiciones. 
Una gran anécdota de Zaleuco lo constituyó cuando a su hijo ante la comisión del delito de Adulterio, se le debía sancionar con la imposición de la pena de sacar ambos ojos, por lo que ante la estimación que la gente sentía por Zaleuco, le pidieron perdonara a su hijo, a lo que contestó que la ley era para todos y adicional a quitarle los ojos a su hijo, Zaleuco se quitó uno, argumentando que el como Padre tenía mucha responsabilidad por no sabe educar a su hijo. 
Argumentaba Zaleuco respecto a la población: 
“Todos los que habitan la ciudad y su territorio deben creer y tener por cierto que hay dioses, estamos convencidos de ésta verdad desde que miramos el cielo, el universo y el orden admirable que reina en todas sus partes, lo cual no es obra del acaso, ni de la industria humana. 
Deben honrar y servir a los dioses como autores de todos los bienes que conseguimos, cuidar de si mismos y arrojar de su corazón toda pasión criminal, porque los malos no honran a Dios, ni las ofrendas lo hacen propicio, ni los espectáculos teatrales le seducen, como a un mal hombre, solamente se les puede agradar con la virtud, con la justicia con las buenas obras. 
Que todos se esfuercen por ser buenos por afección y en efecto para hacerse agradables a Dios, que tema más la pérdida del honor y la vida, que la de sus bienes; el mejor ciudadano será quién más aprecie la virtud y la justicia, más que las riquezas” 
En la actualidad se conservan 14 fragmentos de su Código de Leyes: 
1.- A ninguno se le permita alienar su patrimonio, sino le acece alguna desventura, reconocida públicamente. 
2.- A los Locrianos (ciudadanos de Locri) no se les permite poseer ni esclavos, ni esclavas. 
3.- Sáquese los ojos a los Adúlteros. 
4.-Prohibase a las mujeres llevar vestidos dorados y sedas refinada, sino es para casarse. 
5.-Deben las mujeres casadas vestir ropas blancas al caminar por el ágora con sus criados. Las núbiles (solteras) pueden llevar ropa de varios colores. 
6.-No se debe acudir con a espada a la Asamblea (para evitar sentir superioridad respecto al resto de personas) 
7.- Condénese a multa a quién volviendo de lejanas regiones, introdujese novedades. 
8.- Condénese a muerte al enfermo que hubiese bebido vino contra la prohibición del médico. 
9.-Prohibase llorar a los muertos, tras haber sepultado el cadáver. 
10.- Prohíbase emprender juicio entre dos partes, si antes no se ha intentado la reconciliación (lo que ahora son medios alternativos de solución de conflictos). 
11.- Impídase la venta de comestibles por otros que no sean productores. 
12.-Condénese a muerte al ladrón. 
13.- Sáquese un ojo a quién se lo sacó a otro. 
14.- El que proponga a la Asamblea una reforma o sustitución de una Ley vigente, debe llevar una soga al cuello, preparada para ahorcarle si la propuesta no se aprueba. 

En la actualidad se conoce a Zaleuco, como el político más honesto en la historia de Grecia. 
Sería mucho pedir que por lo menos nuestros actuales políticos conocieran un poquito de la vida y obra de éste gran personaje ? 

LIC. JOSÉ GUADALUPE LOMELÍ DE LA TORRE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario