viernes, octubre 06, 2017

¿La inteligencia Emocional es un contenido de la curricula que se debe enseñar?

Desde que Salovey y Mayer propusieron la existencia de la inteligencia emocional se ha planteado la necesidad de educar la dimensión emocional de las generaciones más jóvenes. 
En México no forma parte del curriculum oficial sin embargo vemos la necesidad de que se incluya, no solo en los alumnos sino que se debe empezar por los docentes y directivos de las escuelas que al fin del cuenta ellos toman las decisiones sobre el rumbo de la educación. 
En la práctica docente vemos que nadie se quiere hacer cargo de este tipo de enseñanza aunque todos sufrimos las consecuencias, por ejemplo los niños que son víctimas del bullying, tienen una menor capacidad de aprendizaje porque la escuela es un lugar estresante, una niña de primero de primaria, vivía deprimida porque sus compañeros le hacían bullyin, todos los días le decían; “te pareces a tu mamá”, y la niña le suplicaba a la mamá que no la llevara y mucho menos fuera a la escuela por ella, la mamá no hacía nada por cambiar la situación, solo me decía es que se avergüenza de mí, corría la niña para llegar primero que la mamá, hasta que esta situación me cansó, le dije Señora necesito hablar con Ud. 
La niña tiene un proceso de enseñanza-aprendizaje, pero Ud., ¿Qué está haciendo para mejorar? La niña no siente vergüenza de Ud., pero sí de su conducta, llegaban tarde porque la señora no se levantaba temprano y el castigo siempre era para la niña, como el regresarla más de una vez a la semana a su casa, no le tenía listo el desayuno, no le ayudaba arreglar su mochila, la señora no se peinaba, mucho menos cambiarse para salir, así como se la imaginan así era o peor, a la niña si la peinaba, según la señora ella estaba bien, pero con esas fachas daba risa verla trastabillar todos los días por que le cerraban la puerta después de la campana, el problema no era la niña, era la mamá, y se resistía a educarse, no podemos pedirle a la secretaria de educación dar esta materia tan importante, si las autoridades y los mismos padres de familia no son conscientes de la problemática que esto ocasiona. 
En mi México por desgraciada, se han dado muchos abusos de violencia infantil dentro de las escuelas por parte de los docentes, trabajadores y sus propios compañeros, y lo más increíble que se resisten a poner como obligatoria la materia de inteligencia emocional, en mi caso estoy a favor de impartirla a los niños, pero el programa debe incluir a los papás, de otra manera no va a funcionar. 
Les platico otro caso que tuve, el niño gordito buena onda, malísimo para jugar, empata su equipo, y lo eligen por grandote para tirar un penal, y muy emocionado se acerca a la malla, para decirle al papá, “voy a tirar un penal”, ¿y de que te sirve si lo vas a fallar? El niño se agacho, sin decir nada y se fue con sus compañeros, efectivamente falló el penal, los niños mucho más pequeños que él, tiraban más fuerte, preguntas, ¿si no lo ponen a practicar futbol, para que lo lleva al equipo? no lo entrena y además lo desmotiva, y lo simpático de este papá es que espera resultados formidables, ni la educación ni el deporte, se puede ser mejor u obtener buenos resultados sin disciplina y práctica, regreso al punto inicial, si no incluimos a los papás en los cursos de inteligencia emocional, las cosas no van a funcionar. 
Los padres de familia deben ser corresponsables junto con los docentes, la enorme oportunidad que tenemos hoy en día de tener a la mano una enorme cantidad de información sobre los contenidos de inteligencia emocional, en una ocasión les dije a mis alumnos, pídanle a poyo a sus papás para realizar la tarea, inmediatamente levanta la mano un alumno y dice desmotivado: “mejor repruébeme, mis papás son muy brutos”, en realidad a lo que se refería esa que no le ayudan a realizar sus tareas, y en su mente par él ninguno de los dos sabía nada, mejor no los consultaba, cuando hable con ellos, no dejaban de echarse culpas, o como decimos se pasaban la bolita, en verdad así no se puede, las escuelas y los docentes podemos hacer nuestro trabajo y ayudarles con la inteligencia emocional, pero si los padres no se integran, con un comentario suyo nos van a echar a perder el trabajo, los niños esperan el reconocimiento de sus papás más que de sus maestros. 
Sin embargo no creo que estemos lejos de ver la materia como parte de la curricula, porque los problemas sociales son evidentes, las agresiones en las aulas son más constantes sobre todo en las secundarias, que parece que no educamos personas sino delincuentes, tanto hombres como mujeres su comportamiento cada vez es más reprobable, y con eso que a nuestras autoridades se les ocurrió quitar a los reprobados, es decir no puedes reprobar a nadie, ahora no hay culpables de una mala educación, porque sin hacer ningún tipo de esfuerzo los alumnos pasan. 
La educación emocional tiene que ver con el desarrollo personal y social del individuo, la inteligencia emocional y el autocontrol, así como su aplicación en las situaciones de la vida. 
Una buena educación emocional ayuda a las personas a mejorar su capacidad para identificar, entender y manejar las emociones correctamente, de manera que facilite las relaciones con los demás, la consecución de metas y objetivos, el manejo del estrés y la superación de obstáculos y problemas. 
En verdad ya no sé qué pensar, decimos “amar” a nuestros hijos, pero nos resistimos a innovar en educación, somos capaces de pagar 11 mil pesos por el teléfono de moda, pero incapaces de pagar 20 pesos por fotocopias, porque eso sí es demasiado dinero, bajo estos principios de prioridades los docentes no podemos hacer nada…la mayoría de padres dicen amara sus hijos pero sin incapaces de regalarles un libro que fomente su inteligencia y su desarrollo intelectual, ¿Cómo queremos una generación con valores, sino la estamos formando? 

Decimos amarnos, pero la realidad dice otra cosa, mientras sigas desvelándote, fumando, tomando, comiendo exceso de grasa, sin hacer ejercicio, no me presumas de tu amor, sino te cuidas tú, eres incapaz de cuidar a alguien más, eso se llama inteligencia emocional, así yo también digo “te amo”, eso no te obliga a demostrarlo, ¿Qué tan preparados van a llegar nuestros jóvenes cuando tengan que enfrentarse a los verdaderos problemas de la vida? Ya no estarán en primaria o secundaria para que la SEP los pase de grado, ¿la SEP los va a pasar de la pobreza a la riqueza? ¿Hasta cuándo el gobierno les va a facilitar la vida a nuestros jóvenes? Ya no tienen por qué esforzarse mientras respiren van a pasar, mientras vayan a la escuela los papas seguirán disfrutando del dinero que Prospera les da, ¿se fijan como el circulo de la pobreza, ya está cerrado? Te doy para que no te mueres, y te enseño para que no aprendas, así no tienes derecho a reclamar nada, sigues comiendo de la mano del gobierno sin esfuerzo, ¡guao! Que extraordinario país, forma jóvenes sin conocimientos ni esfuerzo, y mantiene haraganes, en mi caso le pediría trabajo, no dinero, preferiría reprobar un año a que me pasen… 
¿La inteligencia emocional sería la solución a todos nuestros problemas? No, en absoluto, solo nos libera de nosotros mismos, deberíamos hacer dos tipos de escuelas, las de los pasables organizadas por la SEP, y la de los esforzados, que no aceptan los reglaos de SEP, aquellos que con su esfuerzo si se ganan los certificados organizados por empresas privadas, sin pertenecer a la SEP, para que esta institución no eche a perder a nuestros hijos, con sus medidas deplorables, y sus reformas rimbombantes, que no solucionan nada… 
Los sentimientos son un estado de ánimo que se produce por causas que le impresionan, y éstas pueden ser alegres y felices, o dolorosas y tristes. Los sentimientos surgen como resultado de las emociones que permiten que el sujeto sea consciente de su estado anímico. ¿En verdad las autoridades no ven los graves problemas que están ocasionando al regalar los certificados? ¿Por qué no hacen una encuesta para conocer el sentir de los estudiantes, al saber que les regalan las calificaciones? En Jalisco seguimos teniendo un alto índice de suicidios de niños y adolescentes, ¿en verdad no les preocupa esto? ¿No entienden la gravedad del problema? Actualmente los maestros del sistema, lamentablemente ya no son maestros, solo son administrativos de las planeaciones? Tienen una enorme carga administrativa, que no les permite dar clases sino solo les alcanza el tiempo, para llenar formatos, ¿no sería mejor que los administrativos de la SEP los elaborarán y los maestros solo firmaran, para no distraerlos de sus labores docentes? ¿Quién debería estudiar inteligencia emocional, los estudiantes o los directivos? 
Vemos que actualmente los niños pierden la cordura muy pronto, y les gana la ansiedad, los de secundaria están golpeando a los maestros y el caso de Monterrey le dispararon a la maestra, los niños se sienten con el derecho de ofender y enfrentar a sus maestros, sin ningún tipo de consideración al tú por tú, sin respetar niveles ni jerarquías, mientras los padres de familia no consideren importante empezar ya, porque ya se nos hizo tarde, para empezar a inculcar valores, la sociedad literalmente ya está perdida, vemos en los noticieros, la enorme cantidad de robos, todos quieren robar porque ninguno recibe castigo, los jueces simplemente los sueltan y los derechuecos humanos, solo protegen delincuentes, ¿si todos roban quien va a producir? ¿Sabían que con Don Porfirio Díaz, no había delincuencia, porque no lo estudian, para saber qué hacía y como consiguió abatir a la delincuencia? 
¿Debemos esperar a que los hijos comiencen a golpear a sus papás, para pedir que nos den la materia de inteligencia emocional? ¿Derechos humanos, que derecho tenemos las víctimas? ¿Los derechos humanos protegerán a los docentes, de los niños prepotentes y agresivos? Es curiosa la SEP, exige pasar a los estudiantes y quiere examinar a los docentes y les aplica el examen de oposición para que puedan trabajar, ¿no sería justo que también la SEP se exigiera a si misma prohibido reprobar maestros? 
Si no paramos esta descomposición social que ya tenemos expandida como el cáncer, sus consecuencias pronto nos estarán alcanzando, tal vez se nos olvida que nuestros actuales niños pronto serán nuestros futuros gobernantes, ¿A dónde nos guiará esta generación? ¿Estaremos condenados a ver por siempre “La Rosa de Guadalupe”?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario