viernes, noviembre 03, 2017

Plan “A” de los lunáticos

Qué monótono se ha vuelto el ser humano, se ha pasado la vida pensando en que algún día tendrá el tiempo para hacer todo lo que sueña, deja pasar los días, las horas, los minutos… como si fuesen a volver, teniendo un reloj en la muñeca que nos dictamina el tiempo exacto en que debemos hacer toda actividad; si viéramos la vida como si fuese un reloj sería algo siniestro puesto que sabemos que ese reloj algún día tendrá que parar, no podremos cambiarle las pilas o repararlo y echarlo a andar de nuevo, todo habrá llegado a su fin y no tendremos segundas oportunidades. El juicio se habrá hecho. 
Algunos nos hemos visto en un estado de complacencia ajena siempre con fines de aceptación, ese sentimiento de fallarle a alguien cuando no realizamos lo que se espera, nos obligan a reprimir lo que realmente deseamos y esa voz en la cabeza que parece no dejarnos nunca. Hemos creído que tenemos que cumplir con las expectativas de lo que las personas piensan que está bien o que se necesita para tener una vida completamente funcional y aceptable por la sociedad, las ideas no por ser mayoritarias quiere decir que sean certeras y correctas; algunas de estas ideas son gestionadas e introducidas en el subconsciente, se educa con ideas falsas, con ideas contrarias a la expectativa personal que se tiene de todo lo que nos rodea, ideas planteadas en una mente fresca, una mente inocente y crédula. 
El arte de analizar el ¿Por qué? de todo lo que pasa a nuestro al rededor no debe ser reprimido ni condicionado. A veces hay personas que tratan de oprimirlo a uno, menospreciar sus esperanzas, sueños, su futuro, por medio del ridículo y de muchas otras maneras. Alguien que tiene malas intenciones a uno, puede tratar de causar su caída, su fracaso, por la razón que sea, las buenas acciones, los esfuerzos a diario por mejorarnos, la construcción de la felicidad, todo lo bueno que tenemos para ofrecer a los demás y a nosotros mismos se vuelven un blanco de ataque, y la pregunta es ¿Qué es lo que están tratando de hacerle realmente a uno? Están tratando de someterlo a uno hacia abajo, probablemente deben considerar que uno es peligroso para ellos de alguna manera, que si uno lucró prosperar en el mundo, de múltiples maneras tratan de escatimar los talentos y capacidades de uno. Algunos lunáticos tienen un plan que se formula de la siguiente manera: Si “A” logra más éxito, “A” podría ser una amenaza para mí, por lo tanto debo hacer todo lo que pueda para someter y evitar el éxito de “A”. Nunca puede ocurrírseles a estas personas que “A” puede convertirse en un adversario para ellos, siendo que antes no era el oponente, para esos lunáticos esta es una forma segura de meterse en dificultades. Pongamos las cartas sobre la mesa, el objetivo de estas personas es hacer que su blanco disminuya y fracase en la vida, el secreto aquí es observarlos y tratar de vencerlos de alguna manera, claro sin necesidad de cometer las mismas bajezas, sólo es cuestión de inteligencia para tener el verdadero manejo de la situación, es florecer y prosperar. 
Se debe tener en cuenta que esas personas al ver que la suerte de uno mejora conforme pasa el tiempo pueden ponerse frenéticas y atacar aún más fuerte que la primera vez, pero si no se flaquea y mantiene firme tratando de florecer y prosperar más y más, esa gente entrará en apatía y puede que desista, cuando las aspiraciones y la fe en nosotros mismos vale la pena, seremos siempre los vencedores, los galardonados, los vencedores de los malos augurios. Considere que nada es imposible y trate a las posibilidades como probabilidades, y recuerde que ni el éxito ni el fracaso son de uno, pero los dos nos hacen lo que somos. 
Blanca De la Torre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario