sábado, marzo 10, 2018

Leyenda del cerro de Támara

Por Fátima Ramírez Álvarez

El Portón de las leyendas 
Las narrativas que se publican en esta sección, son productos de aprendizaje del
curso-taller “Expresión Oral y Escrita”, impartido por el Mtro. Pablo Huerta Gaytán.
Fueron redactados por alumnos del primer semestre de la Licenciatura en Negocios
Internacionales, del Centro Universitario de Los Altos, de la Universidad de Guadalajara.

Cerro de Támara, Jalostotitlán, Jalisco. 
Cuenta la leyenda que en este cerro está una cueva, en donde debajo de la misma, se encuentra toda una ciudad enterrada con pasadizos secretos; en esta cueva se encuentra también una princesa, se trata de una mujer hermosa que ha estado encerrada por años sin poder salir, custodiada por un dragón de siete cabezas; allí abajo, se dice que está un tesoro grandísimo, y la persona que logre sacarlo, se convertirá en multimillonario. 
Se cuenta asimismo que si alguien entra a esa cueva y se queda allí, pasan años y el está adentro, cree que sólo han pasado días. 
Esta leyenda me la contó alguien que ya ha estado adentro de la cueva; me platicó que él estuvo dos días, equivalente a dos años en la vida real; toda su familia, por el tiempo que estuvo encerrado, pensó que él estaba muerto. 
Me contó que allí adentro había mucha comida, toda se veía deliciosa, eran manjares para él y que de eso se alimentó; la realidad es que muchas personas que lo hemos escuchado contar su historia, pensamos que esto es producto de alucinaciones o por el efecto de los gases a los que estuvo expuesto, sobre todo al oro, valioso mineral del que se dice, es el gran tesoro de esa zona. 
Describió a la princesa como una mujer hermosa, era una especie de diosa, la más bella mujer que él ha visto en toda su vida; él ahora está aquí con nosotros, vivo para contarnos esa historia, de la que aseguró “no hay mujer más bella, que la princesa custodiada en ese lugar”. Comentó que se trata de una mujer muy despampanante, con un hermoso cuerpo y un rostro perfecto, quien a pesar del muchísimo tiempo que lleva encerrada allí adentro, luce bellísima. Mencionó algo que me llamó mucho la atención, porque según la versión, es que si tomas el oro y quieres salir del lugar, en ese momento alguien o algo te susurra “¡todo o nada!”… Varias personas a las que pregunté ¿A qué se refiere esto? me dijeron que piensan que esto se refiere a que se debe de llevar todo el oro o mejor no se lleve nada; otros consideran que esto podría referirse a la princesa que está adentro, pues no hay mayor tesoro que ver a una mujer tan hermosa como esa princesa, pero el problema aquí, se piensa, es que si quieren sacar a la princesa, el dragón que la está protegiendo atacará. 
Al no saber cómo se podrá matar a un dragón, se cree que todos los que han entrado, salen con las manos vacías; sólo con la aventura y dicha de haber entrado a ese lugar y haberse deleitado las pupilas al ver tan impresionante belleza femenina, ya que no pueden tomar nada de lo que allí se encuentra, sólo les queda un maravilloso recuerdo de lo que vivió, aunque desperdiciando los años de vida, según el tiempo que se dure encerrado en esa cueva. 
Se dice que el cerro de Támara tiene conexión con otros lugares de Jalostotitlan, Jalisco, como por ejemplo, con la parroquia de la Virgen de la Asunción, patrona de este lugar, la antigua cantina “Casa Verde”, el Cerro de las Letras, Teocaltitán de Guadalupe, la escuela primaria González Hermosillo y el Mercado Manuel Lomelí, esto gracias a los túneles o pasadizos que llevan a esa cueva. 
Como ya sabemos, una leyenda es una historia narrada con algunos datos reales, ésta de la cueva del cerro de Támara, tiene muchas cosas impactantes que llaman la atención, sería un buen lugar para entrar y narrar una historia completa sobre esto, en lo personal las leyendas me gustan porque son historias que describen un lugar y aspectos que lo identifican. Eso de las leyendas, considero que le dan un valor extra a cada pueblo. 
Esta leyenda entre muchas otras que hay, es la que más me ha gustado, porque platiqué con una persona que ya estuvo en ese lugar y tuvo su propia experiencia, tiene toda una historia, que al narrar llena de emoción a muchos de sus oyentes, como a mí. La leyenda me cautivó y me gustaría conocer más de ella, conocer a más personas que me cuenten lo que ellos saben, más aún, si es alguien que ya ha entrado, mucho mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario