domingo, abril 08, 2018

De Capilla de una de las mejores en matemáticas en Jalisco

Por Eduardo Castellanos

María Fernanda Gómez Ponce no tiene un teléfono celular, tampoco usa redes sociales, tiene doce años y cursa el primer grado de secundaria. Todos los lunes canta el himno de las Secundarias Técnicas en su natal Capilla de Guadalupe. El tiempo libre lo utiliza para escribir poesía y resolver problemas matemáticos. Hace unas semanas ganó una olimpiada estatal en su categoría. 
Prefiere las matemáticas y el español a las clases de ciencias, prefiere la creación literaria a la Ley de Newton. Desde muy pequeña se interesó por los números, aunque había competido en concursos matemáticos desde la primaria, fue en la secundaria que su maestra en la materia, Raquel Galván Orozco, descubrió su potencial. 
La adolescente reconoce que no es fácil para los niños que logran destacar en la escuela. Algunas veces pueden sufrir por el famoso bullying, no es su caso. Sonríe, su mirada de ojos cafés muestran seguridad, es capaz de responder a casi cualquier pregunta. Cree que en México hay mucho talento, pero que a no a todos los estudiantes les gusta demostrarlo en la escuela. 
“Cuando entré a la secundaria nos hicieron una encuesta sobre si teníamos alguna enfermedad o algo así y una compañera del salón dijo que yo era muy destacada para las olimpiadas matemáticas. Aunque yo no lo veo como una enfermedad, es más como una afición, un amor por estudiar”. 
El pasado 3 de marzo, Fernanda participó en una competencia para poder representar a Jalisco en una olimpiada nacional. Durante las últimas semanas estuvo entrenando con los organizadores de la Olimpiada Nacional de Matemáticas para alumnos de Primaria y Secundaria (ONMAPS) en la capital del estado. Para poder llegar al filtro estatal, la alumna de la Técnica 73 participó en otras competencias. 
“El primer paso fue entrar a la olimpiada municipal, no estaba muy bien entrenada, pero como desde la primaria estuve yendo a olimpiadas ya sabía más o menos de lo que se iba a tratar, entonces ya solo era ir y ver de qué se trataban los problemas y resolverlos. 
Después de eso ya que quedé en tercer lugar le pedí permiso a mis papás para seguir con la carrera y entonces aquí en la escuela me estuvieron dando entrenamientos y problemas y yo en mi casa los resolvía”. Después de haber dado el primer paso en el municipio, cuatro maestras de la academia de matemáticas en la “secundaria” como se le conoce a la escuela en Capilla de Guadalupe, realizaron un trabajo conjunto para preparar a la alumna. Raquel Galván, Julia Guzmán Padilla, Zulema Arámbula y María Elena Rea, pudieron ver materializado su trabajo. 
La estudiante de secundaria recuerda que los números empezaron a llamar su atención mucho antes de ingresar a preescolar, entre sus recuerdos están las paredes de su cuarto adornadas con cartulinas que tenían escritas las tablas de multiplicar. 
Desde entonces dice buscar formas de resolución. 
“Las matemáticas son muy interesantes. Me gustan mucho por las formas, las cuentas, es algo que llevo desde pequeña. Cuando mi mamá me llevaba a la tienda a comprar cosas siempre me pedía que le hiciera las cuentas, desde ahí empezó mi afán por estudiar más a fondo las matemáticas. Me gustan mucho los números o me interesa ver que todo tiene una sucesión. Con sólo ver una operación quiero resolverla”. 
Los padres de Fernanda han jugado un papel importante en la corta carrera numérica de la adolescente, a pesar de no haber llegado muy lejos en la escuela, reconocen el talento y ganas de destacar de su pequeña. Sin embargo, fue otro familiar quien también la apoyó para seguir el camino de los números. 
En sus ratos libres Fernanda prefiere escuchar música romántica de los noventas al moderno regeaton, prefiere la escritura de poemas a las conversaciones digitales de las redes sociales. En la televisión en lugar de telenovelas y programas comunitarios, ve documentales sobre descubrimientos. 
“Pues a veces cuando estoy inspirada me pongo a hacer poemas. Tengo muchos poemas escritos en una libreta, pero siempre prefiero las matemáticas, mientras trabajo en ellas me gusta escuchar música, eso me ayuda a relajarme. Me gustan mucho las canciones de antes, como las del Signo Libra, el Grupo Samuray y esas canciones que son más lentas”. 
En los últimos días Fernanda se dice emocionada por la competencia realizada el pasado fin de semana, después del filtro los resultados podrían llevar a los destacados a participar en la siguiente fase que se realizará en la Ciudad de México. 
“Me siento muy emocionada con ganas de si calificar e ir para conocer más lugares, además de demostrarle a todos que cualquiera puede hacer algo siempre y cuando se lo proponga”. 
A su corta edad, la alumna de la Técnica 73 cree que México hay talento, que hay muchos mexicanos inteligentes que no les gusta demostrarlo en la escuela. 
“Yo creo que aunque digan que en nuestro país no se usa mucho la cabeza, hay mucha gente inteligente que no le gusta demostrarlo en la escuela, pero yo creo que todos somos inteligentes, solamente algunos no lo demuestran tanto como otros”. “Yo le diría a los jóvenes y adolescentes que si no le tienen mucho amor a las matemáticas o a algo así, que traten buscarles el lado positivo, de resolverlas, buscarles algún interés para que puedan sacar mejores promedios, no sólo en esta materia, en cualquiera también se puede ser destacado. Yo les digo que pueden lograr todo lo que quieran y que le echen muchas ganas al estudio”. 
En la competencia estatal, María Fernanda no fue la única tepatitlense destacada, en los primeros lugares también aparecieron alumnos del Instituto Tepatitlán (Colegio Morelos), Instituto Chapultepec, José Cornejo Franco, Juan Villalpando. Otro alumno de la Secundaria Técnica 73, Saúl González Vargas se alzó con el tercer lugar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario