domingo, abril 08, 2018

Deshonra

Por Blanca de la Torre

Cómo sería un obrero viviendo por un día la vida de un político, un mexicano sencillo y modesto como usted y yo, con un salario como el de ellos, tendríamos una casa propia en un vecindario aceptable donde nuestra familia estuviera segura, tendríamos a nuestros hijos estudiando en una de las escuelas más caras de este país, podríamos hacer viajes cuantas veces quisiéramos, mejor aún, tendríamos todos los días sobre la mesa una comida exquisita, un trabajo en el cuál podríamos ganar tanto dinero que no tuviéramos preocupaciones por el futuro de nuestra familia. ¿Sería una oportunidad o una deshonra? 
Porque todo esto lo haríamos con dinero del pueblo, dinero mal habido, qué inmoralidad, no es entendible porque gozan de tales beneficios cuando los mexicanos exigimos que tengan que rendir cuentas y haya investigaciones a cada uno, no hay preferencias partidistas puesto que todos actúan de la misma manera, sólo es la mafia en el poder reflejada en la impotencia de los mexicanos. El gobierno tiene un compromiso con la verdad y no es capaz de ofrecerla, no lo es ni siquiera de otorgar lo mínimo indispensable para vivir, no alcanza para la canasta básica ¿Qué es lo que llevaremos a casa? ¿Con qué esperan que sobrellevemos los días? Cuando México comienza a levantarse en armas contra un gobierno opresor, será fácil hacer a un lado a todo aquel que ellos consideran un estorbo o una amenaza, desterrarnos y ponernos precio por cabeza, desaparecer el cuerpo y lavarse las manos buscando más culpables para después vanagloriarse con hacer creer que encontraron al culpable y darle una supuesta justicia al mexicano desaparecido, corrupción maquillada. Qué bajo han caído que ahora lo que portan es vergüenza y calumnias para su pueblo obrero. Cuando más comprende uno las cosas más desearía no comprenderlas, cada persona debería formar un juicio sobre cómo nuestro país ha sido manipulado para un bien colectivo en el cual los únicos benefi ciados son los que lo manejan. Una tristeza que vive el pueblo mexicano por todos estos abusos cargando con esa bandera de corrupción que trae nuestro presidente, un hermoso país descuartizado, a nosotros los mexicanos la venda maldita se nos cayó de los ojos. Para ti obrero mexicano que a pesar de la desolación no corrompes tus valores cuando el sueldo no alcanza y tienes valentía de llevar con lo poco que te dan el pan a tu familia, para ti que te partes el lomo todos los días por una larga jornada, para aquellos que mueren sin tener vacaciones, por ti que no careces de valentía y tiene la osadía de ganarte el dinero limpio. Esos son héroes sin capa, merecedores de una vida digna. Pero qué maldita suerte que esté país lo gobierna una pandilla de ladrones, lo que los ciudadanos sentimos por este sistema de gobierno es un profundo desprecio, hoy cada mexicano cansado de esta dictadura con la educación que portamos les hacemos la cordial invitación de que vayan a incomodar a su progenitora en un grado súper lativo. Les pedimos de la manera más atenta que renuncien por incapaces.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario