sábado, julio 07, 2018

Cuando van perdidas las ideas

He buscado palabras
en laberinto de ideas perdidas
no me encuentro a mí misma
deambulo en infinitos desconocidos
la niebla cubre los sentires
en recovecos aprisiona
el ir y venir del pensamiento
que da giros y giros
perdiéndose en el Cosmos
donde el humano no penetra
aún más allá de donde habita el sol
donde la niebla invade el pensamiento
no encontrando la luz..,
y la vida se aleja en interminable laberinto
donde mueren danzando las ideas
hay locuras que claman..,
hay destellos perdidos..,
voy deambulando en rutas
donde no hay principio ni final
siguiendo ausente de mi misma
en dimensión desconocida
no hay sonrisas ni llanto
solo el callado desatino de un vivir incierto
esperando el final irremediable
aunque tiemblo angustiada
prosigue en calma el pensamiento
y camino.., y camino..,
hasta salir de interminable laberinto
para quedar tranquila en la morada de mi Dios!...

Martha Eugenia Martin del Campo Orozco
mayo de 2018

Ese amor siempre eterno que nos llama

Hoy que la luz se va, me atrapan tus miradas
el Sol se pierde en el Ocaso..,
al recorrer las páginas de un libro
encuentro las palabras de mi Dios
ese amor siempre eterno que nos llama
ese querer sentir que somos de El
que la vida agitada nos atrapa
que el mundo es la cárcel de un vivir…

Cual pastor a sus corderos llama
te aconseja diciendo que te ama
que detengas un poco tu camino
arrodillándote a los pies de Cristo
ese Cristo que se envuelve en llagas
su preciosa sangre manda en Redención…

Sangre preciosa de Jesús herido
por el hombre, ausente de su amor..!

Mi corazón escucha su llamado
de pecadora aviento mi ropaje
vistiéndome de luz a sus quereres
y entre sus llagas esconderme.,
caminar por siempre erguida
al sortear los escollos de mi vida
al sentir de los hijos abandono
al mirar a los niños con amor…

Mi vida con su amor se cubre
solo de flores y perfume.,
el camino es agreste
pero hay canto de aves
estrellas en el cielo..,
arroyos cantarines..,
arrullados por la suave brisa…

Siento que no fue vano tu martirio
que tu preciosa sangre nos protege
bañando a aquel que en desamparo
camina erróneamente por la vida
dale la luz de tu mirada y vive
dentro del corazón que sufre
porque infinitamente viajas
cuidando al humano con tu amor…
Continúa ESE AMOR ETERNO QUE NOS LLAMA

Danos la luz con tus mirares
la Paz bañando en sangre al corazón
la tierra en estertores gime
¡Dales la Paz Señor!....

Martha Eugenia Martín del Campo Orozco
marzo de 2016

No hay comentarios.:

Publicar un comentario