sábado, octubre 06, 2018

¿Qué le esta pasando a la humanidad?

¿Alguna vez se han hecho esta pregunta? Que nos está pasando, si nuestra generación era tan especial como nosotros creíamos, entonces, ¿Por qué las cosas no cambiaron? Estamos en un punto crítico, donde la violencia parece que cada día se apodera de las calles de nuestras, vidas, y lo peor de nuestra conciencia, hemos visto de todo, cosas que no creíamos que pudieran suceder, ¿acaso ya estamos en el apocalipsis? ¿Las profesiones de los últimos tiempos nos han alcanzado? Los hijos ya no respetan a los padres, nuestra generación vive sumida en el teléfono, atrapada por las redes sociales, nuestro querido México parece un queso gruyere, por tantas fosas clandestinas con miles de muertos, ¿Cómo mataron a tantas personas y nadie se enteró? ¿Quién es el encargado de tantas desapariciones? Estas y otras preguntas solo quedan en el aire porque las autoridades desde mucho tiempo están rebasadas por la realidad. 
Las ciudades están llenas de vagos, muchas personas en situación de calle, las zonas turísticas huelen mal, se ven peor, para muestra Guadalajara, que ahora se le llama “Vagolandia” no más oscurece y cientos de personas que aparecen de la nada, invadiendo la ciudad y no se diga la zona de la central vieja, que espectáculo tan deplorable, ¿y las autoridades?, bien gracias, solo viven preocupadas de alcanzar el siguiente hueso y seguir viviendo sin trabajar, alguien debe poner un alto, a tan desagradable espectáculo, lo curioso es que promueven el centro histórico como atractivo turístico, y se nota que jamás en su vida lo han caminado, y del grafitis mejor ni hablamos, porque han ensuciado las ciudades y no tiene freno este fenómeno, ningún gobierno se preocupa por ponerle freno. México ocupa el primer lugar en adolescentes embarazadas, ¿y a hasta cuando las autoridades por fin darán educación sexual en las escuelas? 
Y luego nos sorprendemos de lo que sucede, como hace días encontraron a una recién nacida tirada en un parque público, aquí en la ciudad de Guadalajara, ¿se imaginan el nivel de conciencia que tiene la madre? ¿Y la familia? ¿Quiénes son los culpables de esto? Obviamente el padre biológico, no se hace responsable, de nada, pero bien que hizo todo lo posible por convencerla de tener sexo, una vez satisfecho, se acabó su responsabilidad, y sin consecuencias, así cualquiera tiene puede tener sexo, y tirar hijos por donde sea al fin y al cabo, sin conciencia no hay responsabilidad ni remordimientos por haber actuado mal. ¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Cuándo vamos a ponerle u alto a la violencia? ¿Cuándo vamos a fomentar los valores en casa? La violencia tiene su origen en los hogares, no se trata de encontrar a la media naranja, al amor de tu vida, a la persona con la que quieres pasar todos los días de tu vida, sino de encontrar a esa persona que estará dispuesta en las malas y en las buenas a seguir creciendo por hacer de su comunidad un lugar digno para que los hijos se puedan desarrollar y no estar con el Jesús en la boca, de que salen a sus actividades y los pueden desaparecer. 
Tenemos mucho trabajo, quitar la basura de las calles, arreglar las fachadas, recortar las hierbas que dan mal aspecto, proteger a las mascotas, eliminar de nuestras casas, las cosas que ya no utilizamos, tener un ahorro para emergencias, educar a nuestros hijos, ayudarles con las tareas, empeñarnos a que aprendan más, menos memoria mayor comprensión, salir en familia a pasear, preocuparnos por la nutrición y la prevención de las enfermedades, visitar a los familiares, sobre todo aquellos que necesitan de nuestros cuidados, limpiar las casas, que no parezcan abandonadas, cooperar con las necesidades de la comunidad, cuidar sus Iglesias y lugares comunes como parques, escuelas, hospitales, denunciar la presencia de personas que puedan dañar la integridad de la comunidad, pagar impuestos, apoyar a las autoridades, sino no tiene sentido ser democráticos. 
Debemos tomar las cosas como son, el poder personal hace posible el descubrimiento y el empleo del talento que tenemos muchas veces de manera innata, y las energías del ser humano para la obtención del éxito, la riqueza y la felicidad. No son los fuertes los que son peligrosos para el mundo y para ellos mismos. Son los débiles y los inadecuados los que amenazan –y algunas veces destruyen- la paz y la prosperidad de la humanidad. 
No entiendo a esas señoras que entran a las tiendas con sus niños y los llevan para robar, saben que no hay consecuencias porque son niños, pero les están inculcando el habito de robar no de trabajar, imagínense una escena de esas familias por la mañana, hijos no tenemos nada para comer, así que vamos a robar a las tiendas, mientras yo distraigo a las encargadas, ustedes roben todo lo que puedan, ¿esas personas no tienen vergüenza? Y créanlo son las primeras que se quejan de su situación de pobreza, que vergüenza de padres y de sociedad que les ha permitido hacer sus fechorías sin consecuencias. El odio, la malicia, la intolerancia, la rudeza y la sospecha son los frutos de la debilidad. El resentimiento del débil no surge de ninguna injusticia que se le haya hecho, sino de su sentido de impotencia y de insuficiencia. El resentimiento del débil no surge de ninguna injusticia que se le haya hecho, sino de su sentido de impotencia y de insuficiencia. ¿Acaso no están impresionados de que hayan quemado vivos a presuntos robachicos? Eso es una barbarie de los pueblos incivilizados, pero sucedió hace días aquí en México y en dos ocasiones, con una semana de diferencia, eso no habla de una civilización ordenada, y mucho menos civilizada, simplemente llegamos al punto de partida, nuestra sociedad se está convirtiendo en bárbara, en pleno siglo XXI, esto que sucedió es muy alarmante, y muestra la poca tolerancia que tenemos y el daño que están haciendo en nosotros las redes sociales, y lo peor y ¿si estas personas no fueran culpables? Como todo parece indicar que así fue, no hay nada que hacer, ya están linchados, pero no juzgados, ¿eso es lo que queremos para nuestros hijos? ¿Estamos satisfechos por este tipo de acciones? ¿Esto nos hace mejores seres humanos? Ningún hombre tiene que fracasar al lograr lo que desea –siempre y cuando se dé cuenta de lo extraordinariamente poderoso que es en realidad el momento presente-. 
Luchemos por ser recordados por nuestra acciones y batallas y no por los pecados y omisiones, que nuestra familia sienta placer y satisfacción de pronunciar nuestro nombre, porque es algo inspirador, que valga cada momento que pasan a nuestro lado, si empezamos a cambiar nuestra forma de ser y de actuar tarde o temprano veremos los frutos en nuestra familia y nuestra comunidad. Nuestra sociedad está muy mal, cada vez se nos hace más cotidiano lo increíble, lo primitivo ya forma parte de nuestra idiosincrasia, nuestro futuro a pesar de poder ser distinto pareciera que solo le depara encontrarse en tinieblas, con cada nueva aberración perdemos la capacidad de asombro. Nuestra juventud, el futuro, está en éxodo masivo buscando un mejor destino que el que le pueda deparar de continuar aquí. A muy pocas personas le interesa realmente lo que será del país, sólo les incomoda la situación de crisis porque están siendo menoscabados sus intereses individuales, pero sin pensar más allá, en los intereses de México como Nación. 
Los que nos gobiernan jamás asumen la responsabilidad de los problemas que padecemos, siempre es la misma excusa, los enemigos internos y externos, pero nunca la incapacidad de su gestión, ni la aplicación de políticas que ya en otros países han estado más que demostradas lo inviables que son. Llama enormemente la atención como en ningún otro país pasa lo que acá, y el Gobierno en lugar de asumir su responsabilidad, se la achaca a otro; yo quisiera que explicaran con argumentos racionales las razones de por qué a los mexicanos se les ha robado tanto, y no recuperen nada del dinero mal habido. EU se queja del narcotráfico mexicano, pero no deja de venderle armas, más del 90 % de las armas exclusivas del ejército provienen de los EU y pasan por sus fronteras y las aduanas no son capaces de detectar camiones llenos de armamento, no concuerda su lógica con sus quejas, ellos no pueden frenar la entrada de las drogas, y nosotros no podemos frenar la entrada de armamento, ¿Por qué las fábricas de armamento, no dan a conocer los nombres de sus clientes en México? Se les acaba el negocio, entonces ¿de qué se queja EU? ¿Las alertas de viaje no estarán relacionadas, con los clientes de armamentos o con los envíos de armas al país? ¿O solo es mera coincidencia? Estamos en la Era de la Globalización y de las Comunicaciones. Se supone que tanto avance debería ser positivo para la sociedad en general, porque nos hace la vida más fácil, más cómoda, en incluso más divertida. 
Pero en mi opinión, tanto avance en las comunicaciones está suponiendo un absurdo retroceso en las relaciones humanas. En muchos casos la gente se siente sola teniendo a millones de personas a su alcance a través de las redes sociales, aunque por desgracia estas últimas están llegando a ser un caldo de cultivo para los insultos, vejaciones, estafas y malos tratos psicológicos sin ni siquiera dar la cara. Las televisiones están invadidas por personas sin fundamento y vendedores de humo que ganan una lana, que hablan y hablan y nos lo creemos todo a “pies juntillas”. Manipulan nuestra opinión diariamente obligándonos a pensar y a dar importancia a lo que ellos quieren, cuando quieren y como quieren. Decía Séneca que “no hay viento bueno para quien no sabe a dónde va”. 
La sociedad está claramente enfermando, a la vez que avanzamos tecnológicamente, des-avanzamos en valores, en sentido común, en espíritu crítico, en tolerancia o en respeto al prójimo. 
Leyendo los periódicos, me encuentro continuamente con noticias espeluznantes. Personas que desaparecen y no son capaces de saber dónde se encuentran, padres que maltratan o directamente matan a sus hijos, ex-maridos que matan a sus ex-mujeres porque no soportan que les dejen, madres que abandonan a recién nacidos en contenedores, novios que maltratan a sus novias, jóvenes e incluso niños que maltratan a sus padres, abuelos, compañeros de clase, parejas, niños que se quitan la vida porque no han podido soportar el bullying al que estaban sometidos en sus colegios, menores de edad que mueren por comas etílicos, continuos casos de corrupción por parte de cualquier partido político, robos, violencia en las aulas, alijos de droga, cientos de personas pasando hambre. Y todo esto en nuestro país “desarrollado”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario