domingo, febrero 10, 2019

Elegantes esponsales de Lizbeth Pérez y José Manuel Alvarado


Adornado en su interior con hermosas flores naturales, el majestuoso Santuario de Nuestra señora de Guadalupe en Tepatitlán, fue testigo mudo del enlace religioso de la señorita Lizbeth Pérez Domínguez y José Manuel Alvarado Lozano, quienes decidieron unir sus destinos para siempre.
Liz llegó a su cita más importante de su vida, ataviada elegantemente con un traje blanco el cual le daba un toque muy especial a su belleza, Liz es hija de los señores José Manuel Pérez Loza y María Guadalupe Domínguez Gómez, por su parte José Manuel quien la esperaba a la falda del altar mayor al amor de su vida, se hacía acompañar de sus padres, los señores Raymundo Alvarado Navarro y Rosa Elena Lozano Cruz, fungiendo como sus padrinos, los señores Eduardo Pérez Domínguez, María Goretti de la Mora Cortés, Edgar Rojas Castillo y Patricia Lizeth Melano Gutiérrez.
En el transcurso de la ceremonia el sacerdote oficiante con emotivas palabras exhortó a la joven pareja a estar siempre unidos, amarse y respetarse para siempre, y de esta forma vencer cualquier tipo de obstáculos para alcanzar la felicidad plena, al final de estas palabras los declaró marido y mujer, al mismo tiempo que señalaba que los que Dios ha unido que no lo separe el hombre.
Al final de la ceremonia, los recién casados se tomaron de los brazos y caminaron lentamente por el pasillo central hasta llegar al atrio en donde fueron recibido por una lluvia de pétalos de rosas, casi de inmediato los desposados y sus invitados se trasladaron al salón Cipreses en donde se ofreció una espléndida fiesta, lugar en donde los invitados aprovecharon para felicitar a los recién casados, durante la noche se ofreció una exquisita cena, buenos wiskis, muy buenos tequila como El Azteca Real y no podía faltar una excelente música en donde todos los presentes bailaron hasta altas horas de la noche divirtiéndose como nunca,. ¡Felicidades Liz y José Manuel!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario