domingo, febrero 10, 2019

Huachicol

Sin duda uno de los grandes problemas que se tiene actualmente en varios estados del país es el abasto de gasolina y en donde los acérrimos enemigos de Andrés Manuel López Obrador buscan cualquier detalle para atacarlo, sin embargo, para muchos mexicanos esta medida es necesaria, incluso para la cúpula empresarial que está apoyando al gobierno actual, ya que el robo de combustible ha afectado en grande la economía del país, aunque la medida es buena, posiblemente la estrategia no ha sido la adecuada, pero sea como sea, López Obrador está llevando a cabo algo que era necesario y que nació en el gobierno de Felipe Calderón, recordemos que eran los primeros meses de 2010 y un pequeño grupo criminal, casi familiar, en Guanajuato contrató a dos empleados de Pemex para ubicar la ruta del producto y perforarlo en el mejor de los puntos, para hacer una toma clandestina. Los mismos técnicos les especificarían, a cambio de una renta mensual, los horarios para extraer el combustible y la cantidad que debían obtener cada vez, para que no provocaran la activación de un operativo de rastreo y localización, a cambio del pago de derecho de vía, los dueños de las tierras permiten que la enorme tubería de la petrolera cruce, a tres o cinco metros de profundidad, por los secos y envejecidos campos de cultivo de la región, que por la sequía, la violencia o los pocos incentivos para la producción, permanecen subutilizados. Pero también permiten que los grupos criminales perforen los ductos y, como en este caso, coloquen desde la toma ilegal del poliducto una larga manguera enterrada a lo largo de unos 500 metros, a cambio de un pago en especie o dinero semanal, al final, dentro de una enorme propiedad bardeada que da la apariencia de un bodegón o estacionamiento, los integrantes del grupo criminal, acompañados de albañiles, colocaron y fijaron la llave para conectar cada pipa o tanque que descargue el combustible, que de acuerdo con cálculos de Pemex pueden sustraer al menos 50 mil litros por día, lo que representa un margen de ganancia anual de por lo menos 250 millones de pesos y así, de esta forma ante la complacencia de gente de Pemex inició esta profesión ilícita en donde todos los involucrados son habitantes de la región, se conocen, conviven y se benefician directa o indirectamente, solo imagínense ustedes que el año pasado Petróleos Mexicanos registró seis mil 159 tomas clandestinas, alrededor de 800% arriba que en 2010, año en que este grupo comenzó a operar y que fue descubierto hasta seis años después por la empresa productiva del Estado, pero sólo fue parcialmente desarticulado, por lo que las investigaciones continúan, porque sólo cambiaron de ubicación. Todo el problema surgió gracias al plan del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir las redes de robo de combustible creadas en las últimas décadas y en las que según el nuevo gobierno participan empleados de Pemex. Expertos aseguran que esta lucha era necesaria pues según datos oficiales, el robo de combustibles le provoca al Estado pérdidas de 60 mil millones de pesos al año, unos tres mil millones de dólares, por lo que creo y estoy seguro que las medidas tomadas por AMLO beneficiarán tarde o temprano al país.

1 comentario:

  1. Anónimo12:24 p.m.

    Creo que cualquier ciudadano que ocupe el cargo de presidente de la república, será severamente criticado; en ocasiones de manera positiva y en ocasiones de manera negativa. Además de que el ambiente que se vive en México, no es del todo cordial, puesto que el mismo presidente desde hace años se ha encargado de dividir al pueblo mexicano y no de sumar (a menos que no le convenga), si no puede aguantar criticas, igual que sus allegados, no tiene nada que estar haciendo donde está, pero el tema no es ese.
    Es verdad que México tiene muchos problemas graves, y también es verdad que hay que combatirlos, pero para eso se debe ser inteligente y combatirlo con sabiduría. En primer lugar somos los mismos mexicanos que no entendemos que si queremos tener mejores condiciones de vida, debemos comenzar por nosotros mismos; en segundo lugar, con el acarreo de gasolina se sigue dando el robo de la misma y es de manera mucho más fácil, también es cierto que es más lento y costoso, puesto que no hay necesidad de comprar esas pipas. Existe toda la tecnología del mundo para utilizarla en el rastreo en tiempos reales para formular estrategias, donde den como resultado la captura y castigo de aquellos que infringen la ley. Hasta el momento no hemos obtenido resultado alguno respecto a detenidos o desintegración de grupos delictuosos dedicados a ésto.
    Lo que México necesita es educación, comenzar desde el hogar y en las escuelas, pero ya ni la educación sirve, comenzando por el mal ejemplo de los padres y de los maestros. Pero educar no es dar becas a lo tonto, sino que sea de calidad, se necesita reestructurar las bases del país. No podemos seguir justificando las malas acciones de las personas por sus carencias.
    Si alguien roba, es porque lo decidió y se debe atener a las consecuencias de sus actos, no justifiquemos con la palabra "pobreza" la desvergüenza. En México todo mundo quiere que se le resuelvan sus problemas sin esforzarse, sin importar si otro sale perjudicado, se tiene ambición desmedida, pero no se educa para crear empleos, para ser emprendedor, para hacer por los demás, para mejorar, para ayudar, para educar, para crear conciencia, no se educa que se debe trabajar duro y lograr tus metas, que tus metas son parte importante de tu vida y de lo que eres. Debemos enseñar a los jóvenes a no llevar vidas estériles, morir a los 16, por mucho a los 25, porque no tuviste aspiraciones, porque nadie te dijo que podías alcanzar tus sueños de la forma correcta, porque no mejoramos, somos permisivos en lo malo y creemos tontamente que no pasa nada, pero el niño que no se corrige y educa hoy, puede ser tu verdugo mañana.
    Así que el presidente será atacado siempre con comentarios, ideas y demás, pero hay una verdad y es que con ocurrencias no se puede gobernar, solo se puede entretener al ignorante.

    ResponderEliminar