domingo, julio 14, 2019

CAMINO DE PIEDRITAS

Cuando entierres el cariño que siempre me tuviste
Entiérralo sin ataúd para que pueda salir
Si aún sigue vivo.
Si escribes que me has olvidado y ahora amas a alguien más
Te aconsejo que lo hagas con lápiz
Y cuando me recuerdes puedas borrarlo.
Escapa de mí si quieres pero un camino de piedras necesitas
Para que sepas regresar a mí y llames a mi ventana con piedritas.

VOCACIÓN PROFESIONAL

Si quieres ser gato, afila las uñas
Si quieres ser perro, mueve la cola
Si quieres ser gusano, arrástrate
Pero si quieres ser pájaro, vuela
Vuela y no vuelvas
Aunque el gato te busque
El perro te aúlle
Y el gusano te invite al suelo.

INMORTAL

Desde niño he tenido miedo a la muerte
Pero entonces recuerdo
Las veces que me he reído sin ganas
Comido sin hambre, levantado sin ánimos
Cuántas veces he agradecido queriendo maldecir
Cuántas veces he abrazado buscando ahogar
Corrido sin querer llegar, escrito sin tener qué.
Eso es lanzarse al vacío
Y después de todo no me da miedo morir
He muerto muchas veces ya.
(HANSI JAVIER ROSALES HERNANDEZ)

Resonando
Redoblas constantemente mi palpitar,
al ritmo de las percusiones del sentimiento.
Te ocultas entre las sombras de ayeres poco oportunos,
donde en el frío faltaba el cobijo.
Te pierdes entre las olas de palabras que escupo con fuerza.
Temes ante lo desconocido,
por más cercano que éste haya sido.
Recibes con sorpresa todo lo que cae del árbol
de cariño que tengo para ti.
Algún fruto no lo disfrutas,
por no sentir que forma parte de tu cesta.
Temor o ignorancia, no sabes que lo provoca.
Tratas de correr a donde no se encuentra,
pero tu sonrisa lo guía a todos lados.

EFIMERO I

Apareces a mi lado tan radiante.
Observas el efímero momento,
donde renace el sentimiento primigenio,
arrullándome en mi entrante somnolencia.
Te contraes en tu gélido entorno,
Sintiendo el movimiento rítmico,
De tus pasos cristalizados.
Nuestra imantación se quebranta,
mientras un haz prismático desatas.
Atrás dejas tu incondicional timbre,
y una iridiscente sombra tuya.
Osvaldo Sebastián Rosales Reyes

OMNIPRESENCIA

Eres la tinta, el papel, la pluma con que escribo.
Eres las letras que escriben estos días,
la palabra que como sol nace.
Eres una parte, eres la totalidad de estas horas.
Eres la flor, el florero, el agua que beben.
Eres el pincel y la pintura.
El lienzo y los trazos que dibujo,
Eres el pan y el cuchillo,
La copa de cristal y el vino.
La noche y el silencio que la envuelve.

Eres la vida y la muerte. La debilidad y la armadura.
Mi perdón y mi pecado.
El plato y la sopa, el cuchillo y el pan.
Eres los labios y los besos. La mano y la caricia.
Eres la brasa y el fuego.

Si me pudieras encontrar en el silencio de la noche
Si pudieras abrir mis venas
estarías ahí perpetua.
Si pudieras hurgar en mi pecho,
podrías mirarte palpitando en él.

Porque tú eres la tinta, el papel y la pluma.
Eres las horas y los días. La noche y el día.
El pincel, la pintura y el lienzo.
La sangre, el corazón y las venas.
La debilidad y la armadura
La sangre, el corazón y las venas…

MUJER

Tibias piernas tambaleándose,
Suaves manos penetran la llaga.
Una mujer se mueve como espuma,
su cabello baila queriendo escapar-
La voz no para y ahora grita.
La arena de su cuerpo
se disipa entre mis dedos fríos.

Mujer que mutilada yaces,
que como duda caminas entre niebla.
Ojos, pozo sin salida.
Mujer multicolor, mujer muerte.
Fogata extinta entre hielos de mi boca.
¿Cómo renacerás?
¿Cuándo volverás a esta muerte en que espero?

Cabellos oceánicos cabalgan
entre tibias sábanas,
tigres afilan sus garras.
Esta noche la muerte acecha.
Seductora se tambalea
entre carmines y ocres, fuego.
Manos que queman me seducen.

(J, J. ROSALES)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario