sábado, julio 13, 2019

Éxodo

Este triste y doloroso fenómeno no cesara en tanto los habitantes, los ciudadanos de todos esos países sigan siendo gobernados y engañados por esa caterva de políticos hipócritas, ladrones y corruptos aunque los defensores de los derechos humanos, los diplomáticos, los embajadores de buena voluntad se den la tarea de buscar y encontrar soluciones para resolver el problema, los migrantes no dejaran de salir de sus lugares de origen porque ya están hartos de la violencia de la pobreza y el hambre. Y es que ya no encuentran la forma de satisfacer al menos a las necesidades más elementales. 
Todos esos seres humanos que huyen dejando atrás toda esperanza de volver; viajan en busca de un país que les de refugio y que les brinde la oportunidad de comenzar una nueva vida, donde puedan trabajar y vivir en paz, porque en su tierra ya ni eso tienen. 
Los diplomáticos, los activistas podrán encontrar el apoyo de todas las instituciones humanitarias y crear propagandas para que la ayuda les llegue a esos pases en desgracia, mas sin embargo aunque el desesperado llamado auxilio sea escuchado y se aporten los recursos para resolver el problema cuando llegan a las manos de los honorables ladrones de cuello blanco, esos señores feudales, solo reparten las sobras y las migajas y sonsamente dejan al pueblo más endeudado con el fondo monetario y con el banco mundial. 
Siendo así que ni la ONU ni la UNESCO pueden salvarlos de esos depredadores podridos por Satanás que no se hartan de acumular riquezas a costa del sufrimiento y el hambre del pueblo, porque esa costra maldita de políticos corruptos que matan al pueblo y que es el que siempre paga los despilfarros y latrocinios de la plutocracia y la burocracia con su sangre, sudor y lágrimas. Esta maldición también aqueja a nuestro país puesto que por más de 70 años la casta de malparidos del PRI os han dejado empeñados con una enorme deuda que hasta los que aún no nacen la tienen que pagar. Ahora los mexicanos tenemos la esperanza y hemos confiado en que el nuevo régimen López Obradorista o morenista erradique de una vez y para siempre el depredador sistema del neoliberalismo y somera a todos esos hipócritas ladrones de cuello blanco que ante la sociedad son honorables señores cuyas familias han acumulado grandiosas fortunas robándose el dinero del pueblo sin que les importe un comino las penurias y carencias de los más pobres. 
Por eso Sr. Presidente aplaudo y admiro su firme y valiente decisión de hacer hasta lo imposible para acabar con esa maldita plaga que abarca todo nuestro país y que se encuentra enquistada hasta el último rincón de nuestra patria, ojala pronto termine el éxodo masivo de tantos miles de seres humanos que en su desesperación viajan en busca de un sueño imposible arriesgando su vida a cada paso en busca de la tierra prometida y que muchas veces ese sueño se convierte en una horrenda pesadilla. PD Sr. Presidente, Que dios lo bendiga y de proteja y le de la fuerza necesaria para realizar tan difícil y peligrosa tareas. Pero solamente los grandes idealistas son capaces de aventarse en esas misiones de carácter grandioso que a los ojos de los medrosos y pusilánimes parecen imposibles. Estos deseos son también para todos sus honestos sinceros y valientes colaboradores.

 ATTE : Bocho 
Juan José Padilla Pérez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario