viernes, marzo 06, 2020

ESTRATEGIAS PARA ALCANZAR RIQUEZA Y FELICIDAD

Por: Miguel Ángel Quintana Salazar

Si deseas triunfar, estudia el triunfo. Si deseas ser feliz, estudia la felicidad. Si quieres hacer dinero, estudia la adquisición de la riqueza. Los que consiguen esas cosas no lo hacen por mero accidente. Es cuestión de estudiarlas primero y de practicarlas después. 
Atrapar los tesoros del conocimiento 
Esta es otra palabra que merece reflexión, atrapar. Las grandes ideas se presentan de forma fugaz y caen fácilmente en el olvido. Esto también puede aplicarse a los buenos momentos que hacen que la vida merezca ser vivida. 
Por eso es tan importante aprender a atrapar las cosas que realmente interesan. Primero, aprende a captar los momentos especiales. Utilice una cámara. 
Haga un buen número de fotografías. 
Otra manera de atrapar el conocimiento es tener una biblioteca personal. 
Finalmente, querrá atrapar todo el conocimiento que adquiera según va viviendo su vida. 
Por eso le recomiendo que como aprendiz de la riqueza y la felicidad, utilice un diario para anotar todas sus ideas que se crucen en su camino. 
Cómo obtener la sabiduría 
Hay dos formas de obtener sabiduría: una es aprender lo que le enseña su propia vida, la segunda es estudiar la vida de los demás. 
Aprender de los demás 
Otra forma de aumentar sus conocimientos es a través de la experiencia de otras personas. Y se puede aprender tanto del éxito como de los fracasos. Para aprender de los otros se pueden utilizar tres vías: 
1. Leer la literatura publicada, libros, casetes, vídeos. 
2. Escuchar la sabiduría o las tonterías de los demás. 
3. Observar a los triunfadores y a los derrotados. 
Invertir en el futuro 
La búsqueda del conocimiento es una de las estrategias para alcanzar la riqueza y la felicidad. Qué idea tan atractiva es emplear el tiempo en una búsqueda orientada, consistente y disciplinada del conocimiento. 
La búsqueda del conocimiento requiere realizar una inversión, los libros cuestan dinero así como los seminarios por lo tanto es necesario tener un fondo para educación. Invierta dinero en cultivar al gran gigante dormido en su interior. 
En segundo lugar está el tiempo. El tiempo es una inversión importante esencial. 
Y no hay otra forma de hacerlo, no existen atajos. Hasta que no se invente la máquina que se pueda conectar con el cerebro para que nos enseñe todo, el aprendizaje lo deberemos hacer a base de tiempo, de tiempo valioso. Y por último deberá invertir esfuerzo, tendrá que esforzarse de verdad. Se necesita mucho más esfuerzo para aprender seriamente que para asimilar conocimientos casualmente, sin planificación. 
Aprenda a cambiar 
El milagro del desarrollo personal 
“Si quiero ser rico y feliz, aprende bien esta lección: trabaja con tesón, pero estudia con mayor tesón todavía”. 
Es muy difícil conservar las riquezas que no se han obtenido por medio del desarrollo personal. 
VALOR 
¿Qué es lo que puede hacer para obtener resultados económicos diferentes? La respuesta es: crear valor. El valor lo produce la diferencia. Nunca podrá crear más tiempo, sin embargo usted puede hacerse más valioso. El valor es un concepto primordial en economía. Pero a usted no le pagan por el tiempo, sino por el valor, por su productividad. Es muy fácil aburrirse, descorazonarse. Todo el mundo quiere ganar más dinero. Pero algunas personas lo buscan en lugares equivocados. Si lo que usted vende no tiene valor, terminará en la ruina. La única manera de que las cosas mejoren, es que usted mejore, que se se perfeccione. Las estaciones de la vida La vida y el comercio son como las estaciones del año. 
Invierno: Tiempo de fortalecerse 
En primer lugar, aprender a vencer el invierno. Hay inviernos de todas clases, invierno económico, sanitario, personal y tiempo de invierno (soledad). 
Muchas personas maduras en invierno: se robustecen, se hacen más sabios, se hacen mejores. No es una idea utilizar el invierno para desarrollarse personalmente. 
No desees que las cosas sean más fáciles, desea ser mejor, no desees, menos problemas, desea tener más habilidad para resolverlos, no desees que eliminen pruebas en tu camino, sino desea sabiduría para superarlas. 
Primavera: Tiempo para sacar ventaja 
Aprende a sacar ventaja en primavera, las oportunidades, después de la dificultad. Expansión después de la recesión, casi de manera automática. Aproveche el tiempo en primavera para hacer el mayor número de cosas posibles. Verano: Tiempo de vigilar y cuidar Aprenda a abonar y proteger sus cosechas en el verano. Gran parte del éxito consiste en aprender también a proteger lo que usted ha conseguido, lo que ha creado. Hay dos grandes verdades que nos enseña el verano: En primer lugar debe aprender que todo bien o riqueza será atacado. Todos los jardines serán invadidos por las plagas. En segundo lugar, aprenderá que se deben defender todas las cosas de valor. 
Todos los valores, sociales, políticos, maritales, comerciales, deben ser defendidos. 
Otoño: Tiempo de aceptar responsabilidades 
El otoño es la estación en que recogemos los resultados de nuestros esfuerzos de primavera y verano. Se puede definir la madurez como la capacidad para aceptar la plena responsabilidad sobre la cosecha que hemos cultivado, sea esta escasa o abundante. 
Aceptar la responsabilidad es una de las más elevadas expresiones de la madurez humana y una de las más penosas. Al llegar ese día se pasa de la infancia a la madurez, se deja de ser niño y se convierte uno en adulto. 
Aprenda a recibir el otoño 
Sin excusas ni quejas; si lo ha hecho mal, las quejas son ridículas. No es fácil hacerlo, pero en la madurez se debe actuar así. 
Autolimitacione
Para triunfar debemos esforzarnos para desprendernos de esas autolimitaciones que suponen un freno a nuestro desarrollo personal. Y sea quien sea la persona, siempre habrá autolimitaciones contra las que tendrá que luchar. 
La autocomplacencia es la primera limitación. Y es peligrosa, fundamentalmente por su carácter acumulativo: cuando dejamos sin hacer una terea de poca importancia, no parece que vaya a pasar nada grave. 
La acusación es otra autolimitación. En algún momento, o en algún lugar, todos hemos culpado a alguien por algo. ¿Por qué señalamos a los demás en lugar de mirar hacia nuestro interior y analizar nuestros defectos? Nunca le eche la culpa a “algo”. Si continua eludiendo la responsabilidad y culpando a “algo”, siempre estará en la ruina y desilusionado. Nunca ganará lo bastante. 
Las excusas son la tercera limitación que nos imponemos a nosotros mismos, y es un paciente muy cercano a la acusación. ¿Pueden imaginar cuántos tipos de excusas hay en el mundo? De hecho, la gente es capaz de realizar grandes esfuerzos con el fin de evitar encararse con la verdad, porque la verdad les dice que los responsables son ellos. Creo que mucha gente prefiere tener un millón de excusas, a tener un millón de dólares. (No es posible tener dos cosas a la vez). 
¿Qué va hacer usted, empezando desde hoy, para mejorar, para perfeccionarse a sí mismo? Hay muchas personas que tienen poca fe en su propia capacidad. Muchos se preguntan: ¿De qué soy capaz yo? 
¿Qué puedo hacer para cambiar el desarrollo de mi vida? 
Las personas son capaces de realizar cosas casi imposibles cuando se ven precisados a ello. Los seres humanos pueden realizar acciones extraordinarias porque ellos mismos son extraordinarios. De manera que acepte el hecho de ser extraordinario. 
Una vez que consiga despertar todas sus facultades, será capaz de modificar todo lo que necesite modificar. 
• Si no le gusta cómo son ahora las cosas, cámbielas. 
• Si no es suficiente, cámbielo. 
• Si no le conviene, cámbielo. 
• Si no le gusta, cámbielo. 
Pero recuerde: 
“Para cambiar a mejor cualquier cosa, se dará cuando usted haya cambiado a ser mejor”. El entusiasmo por sí solo no sirve de gran ayuda. Lo siento. Después de haber danzado, saltado y gritado con entusiasmo quedan muchas cosas por hacer. Y a no ser que las haga, las cosas no cambiarán. 
Francamente la disciplina es el único medio para conseguir el triunfo. Es el único vehículo para progresar realmente. Si hay algo por lo que “merece la pena apasionarse es por la disciplina”. 
Apasiónese por su capacidad para realizar las cosas necesarias que le permitan crecer y progresar. Esta es la verdadera ilusión y el verdadero apasionamiento; lo otro es simplemente pánico esperanzado. 
Nadie comprende tan bien como yo la dificultad inherente a todo cambio en los viejos y persistentes modos y costumbres. Pero las costumbres empiezan a cambiar cuando nuestro concepto de la vida cambia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario