sábado, mayo 09, 2020

¿SOLIDARIDAD MEXICANA?,,, JAJAJAJAJAJA O SEA, ESE PINCHE CORONAVIRUS

(Primera Parte)

¿Quién chinga a los mexicanos?, fácil; otros mexicanos, si bien lo dice el refrán: pá los toros del Jaral , los caballos de allá mesmo.! 
La neta, no necesitamos aborígenes de Extranjia (extranjeros, pues), para que nos cause una , si no pandemia, sí una epidemia muy difícil de la cual librarse pues para ayudar, tanto como para chingar, los mexicanos nos pintamos solos. 
En las grandes catástrofes, dígase terremotos, la solidaridad aflora, pero en la misma o mayor medida, aparece, inevitable y lamentablemente, la rapiña en múltiples manifestaciones: los mexicanos somos chingones, porque aprovechamos cualquier circunstancia para chingar. Y no estén chingando diciendo que no. 
La situación actual con ese ya tristemente célebre covid-19 o sea, el coronavirus, nos ha puesto a todos patas pá rriba, pues nunca habíamos visto tal necesidad de que cierren todo, puntos de reunión como plazas, iglesias, centros culturales,,, la verdad, a lo que acostumbramos los ciudadanos mexicanos que no creemos en lo que el gobierno dice, ya para que digan, qué dense en su casa como se meten en lo que no les importa, quiere decir, que es más el riesgo de lo que nos dicen, pues por costumbre mexicana, nos informan siempre a medias o de plano no nos informan, pues nuestros gobiernos, por tradición y conveniencia, tienden a minimizar las situaciones de riesgos, lo malo es que ahí quedamos tendidos. 
Esta llamada Semana Santa, en nuestro país es sagrada; vale madre el coronavirus, los federales, los gobernadores que nos mandan a la chingada, el pedo es ir a acampar y vale Wilson lo demás. 
Nos vamos de vacaciones no importando lo demás; yo vivo para mí y mi familia, así que los demás, simple y sencillamente, vayan a Chihuahua a un baile 
Reconociendo la verdad, no todos los mexicanos somos así, pero sí un gran número de personas. Triste, pero es una realidad. 
Veamos un ejemplo. Con eso de los precios de la canasta básica: los huevos, esos que no pueden faltar en ningún hogar (si llegaran a faltar sí sería una tragedia), el precio se elevó hasta alturas no deseadas. Eso del refrán antiguo que reza que un huevo cuesta un peso, ha dejado, desde hace mucho, de ser cierto. Ya por barato cada huevo cuesta al menos el doble. Aquella canción de Chava Flores, esa de la Bartola que con dos pesos pagaba la renta, el teléfono y la luz, se ha convertido en una utopía. 
Ahora, si bien nos va, podemos comprar tan sólo un huevo y eso, quién sabe pues en algunas tiendas cuesta más de dos pesos, hasta tres o cuatro en algunos casos. 
Pero ahora la pregunta, salida de mi profunda e irremediable ignorancia; es de las mayorías sabido que en tiempos de calor la postura de las gallinas se incrementa notablemente, por lo que la producción de tan básico alimento y su disponibilidad es mayor. Bueno, también el pueblo esperábamos que el precio bajara razonablemente, pero no, contrario a lo esperado el precio se incrementó de manera escandalosa y con la situación actual, provocada por la pandemia y sus efectos en la economía, casi se ha vuelto inaccesible a las clases populares. 
Juntos lo lograremos, juntos hacemos más, entre todos venceremos, unámonos. Slogans publicitarios muy padres, pero que salvo raras ocasiones, son llevadas a la práctica. El caso del huevo es tan sólo un ejemplo, pues es el alimento más representativo en los hogares mexicanos y la verdad no parece muy solidario que cueste tanto un kilo del óvalo gallináceo. 
Quédate en casa; hemos visto que la práctica de esta recomendación está lejos de ser una realidad total. Bueno, supongo que la incredulidad es el principal factor de algunas personas para salir de casa sin necesidad. 
Qué le vamos a hacer, los precios de la canasta básica, siguen en ascenso, más que los infectados del curioso, pero letal virus. Cuidémonos de nosotros mismos y al menos, responsablemente, evitemos situaciones de riesgo propio y para los demás. 
Solidaridad… Hagámosla realidad.

Gonzalo “Chalo” de la Torre Hernández
chalo2008jalos@hotmail.com
Jalostotitlán, Jal. A 11 de Abril de 2020

No hay comentarios.:

Publicar un comentario