domingo, junio 07, 2020

10 frases de Pancho Villa que debes conocer

Francisco Villa y la División del Norte 
Te presentamos 10 frases de Pancho Villa, las cuales te harán profundizar en el compromiso que este personaje histórico sentía hacia la población más vulnerable y, por supuesto, en su ímpetu por la Revolución Mexicana. Sin duda alguna, Francisco Villa fue un hombre cuyas enseñanzas deben permanecer en nuestra memoria. 
Conoce algunas de las célebres frases de Pancho Villa, hombre revolucionario comprometido con las causas de su tiempo. Francisco Villa, también conocido como Pancho Villa, en realidad se llamaba José Doroteo Arango Arámbula. Nació en La Coyotada, municipio del estado de Durango en 1878. Su vida terminó el 20 de julio de 1923 cuando se dirigía a Parra, Chihuahua, después de ser emboscado y asesinado a traición. Sin embargo, sus enseñanzas lograron trascender las fronteras del tiempo. 
Debido a esto, aún podemos poner ese conocimiento en práctica y hacer de:
Algunas de las siguientes frases, junto con las de otros actores de la Revolución Mexicana, fueron rescatadas por la historiadora María Eugenia Fernández. Otras surgieron de la entrevista realizada a Villa por el periodista tabasqueño Regino Llergo Hernández. 
 “Fusílenlo, después averiguamos.” 
“Yo, Pancho Villa, fui un hombre leal que el destino trajo al mundo para luchar por el bien de los pobres y que nunca traicionaré ni olvidaré mi deber.” 
“Este (su hijo Agustín) es el que quiero que sea doctor. El otro, Octavio, militar, y el más chico, Panchito, de siete meses, será abogado… Tengo cifradas mis esperanzas en mis hijos. Así que vayan terminando sus estudios preparatorios, quiero mandarlos a los mejores colegios de Francia, España o Alemania. A Estados Unidos no. A mis hijos lo primero que les enseño es a odiar al enemigo de mi raza.“ 
“He logrado que los alumnos y los profesores estén contentos en Canutillo: a los chamacos, proporcionándoles todo lo necesario para que se instruyan; a los maestros, respetándolos como yo los respeto y pagándoles con puntualidad. Yo prefiero pagar primero a un maestro y después a un general.“ 
“La incultura es una de las desgracias más grandes de mi raza… La educación de los hijos de mi raza es algo que no debe pasar inadvertido para los gobernantes y para los ciudadanos. Nunca al problema educativo se le ha dado la atención necesaria…” 
El general Francisco Villa 
“Yo he andado entre los millones de onzas de oro, y nunca, se lo juro, me he robado nada… Si lo hubiera hecho, como muchos, ¡Francisco Villa había sido una vergüenza de su raza!…” 
“Ya es tiempo de que los prejuicios acaben, de que la sociedad se establezca sobre bases más sólidas, más naturales, más sabias, más justas y más nobles.” 
“Soldado del pueblo y caudillo de mis soldados, servidor sincero y desinteresado de mi patria y de mi pueblo, leal hasta la muerte a mis jefes y a mis compañeros, el más alto sentimiento de patriotismo guía todos mis actos, patriota sincero y compañero ideal: Esos son los únicos títulos que sí reclamo, porque me pertenecen, porque he sabido conquistarlos al precio de mi sangre y de mis constantes esfuerzos.” 
“Un cura es un hombre de negocios como cualquier otro.” 
“El país debe ser gobernado por alguien que realmente quiera a su gente y a su tierra y que comparta la riqueza y el progreso.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario