domingo, julio 05, 2020

CUANDO LA TORMENTA PASE

Por José Alvaro Montes

América Latina, África, México, son las regiones del mundo, donde hay más atraso, hambre, pobreza desempleo, dependencia y desigualdades económicas y la falta de estado de derecho y ¡NOS LLEGA LA PANDEMIA! Con un encierro forzado como lo estamos viviendo, debemos de entender que la humanidad es bastante frágil ante el abismo y la angustia en la que hemos caído y la incertidumbre de ¿Cuándo terminara y quienes la sobreviran? 
Los cambios son parte constante de la vida, resistirnos a ellos solo hace la transición más difícil hay que darle la bienvenida y el decirle adiós a lo que fue nos hará el paso más llevadero, se dice que hay cosas que no valoramos lo suficiente, porque no nos parecen importantes hasta que las perdemos, tenemos una contingencia y con las puertas cerradas de la catedral la ciudad no es lo que se cree y debe de hacer un balance para mejorarla y defenderla ya que es la que genera la mayor parte de la economía y sin turismo religioso San Juan no es casi nada. 
Los que nacimos en la década de los cuarenta del siglo XX el mundo sufría los estragos de la Segunda Guerra Mundial, para un pueblo como el nuestro, casi no sufrió los estragos de esta guerra. Oíamos a la gente mayor contar las penalidades de La Guerra de Reforma, la Revolución de Madero y la Revolución Cristera, sus ecos eran muy lejanos, así como la Guerra de Corea, la de Vietnam y las sucedidas en otros lugares del mundo no inquietaron a la población. 
Ahora la Guerra Mundial es contra un virus que no sabemos ni cómo empezó ni cuando acabara, hay muchas versiones todas encontradas, más nos confirman la pobreza hospitalaria con que contamos. Los intereses Geopolíticos siempre castigan a los mismos, a los humildes, a los débiles, a los inocentes y a los pobres al poder político y económico le importa poco la vida, la seguridad y el derecho de la gente, es innegable el cambio que nos prometieron y la transformación sea cual sea su número, el mundo ha cortado las distancias por medio de las comunicaciones y las redes informáticas, los países están involucrados en una economía que es un nudo de grandes intereses difíciles de desatar. 
San Juan con la suerte de tener un símbolo religioso muy concurrido con casi IV siglos de fama aún no ha alcanzado ni el progreso ni la Comunidad Urbana, le faltan espacios libres y arbolados y todo lo necesario para vivir una estancia más placentera y feliz, pero hay que reconocer que la felicidad y el progreso no son para los inútiles ya que para alcanzarla se requiere coraje, valor, nervios, energía, empeño, perseverancia, fortaleza, audacia, osadía y un gran número de etc. Todo se puede lograr ya que somos más fuertes y capaces de lo que creemos, vivimos lo que pasa cuando se cierra LA PUERTA GRANDE DE CATEDRAL. Con: trabajo, inteligencia y capital hacer que otras se abran. 
Los seres humanos, no maduramos descubriendo verdades, sino corrigiendo actitudes erróneas como la insalubridad y la contaminación, lo que se ha hecho en este aspecto es poco y mucho lo que hace falta por hacer, tanto que numerarlo se llevaría mucho espacio, esta crisis y sus consecuencias tan aterradoras se debe contemplar como que es preciso y necesario una civilización nueva. 
Al político lo hemos vivido que no está para hacer un servicio a la población, si no por una vocación de asalto, las noticias que vemos, leemos y escuchamos no son falsas ni verdaderas son casi siempre manipuladas la TV y los medios son capases de empobrecer el intelecto, y es algo serio y aceptado que las nuevas experiencias, casi siempre generan ansiedad y a menudo miedo paralizante, a ver queda CUANDO LA TORMENTA PASE.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario