sábado, agosto 08, 2020

Ferrocarril Chihuahua al Pacífico

Una de las más impresionantes obras de ingeniería realizadas en México está dentro del portentoso escenario de las Barrancas del Cobre: El ferrocarril Chihuahua al Pacífico, inaugurado el 24 de noviembre de 1961 con el fin de promover el desarrollo de la Sierra Tarahumara, proporcionando a Chihuahua una salida al mar por Sinaloa. 
Esta ruta se inicia en Ojinaga, pasa por la ciudad de Chihuahua, cruza la Sierra Tarahumara y desciende hasta la costa de Sinaloa, vía Los Mochis para terminar en Topolobampo. La longitud total de este tendido ferroviario es de 941 km y tiene 410 puentes de diversas longitudes, siendo el más largo el de Río Fuerte con medio kilómetro y el más alto el de Río Chínipas con 90 metros. Tiene 99 túneles que suman 21.2 km, los más largos son: El Descanso, en los límites entre Chihuahua y Sinaloa, con una longitud de 1.81 km y el Continental, en Creel, con 1.26 km. Durante su recorrido sube hasta los 2,450 msnm. 
El ferrocarril cruza una de las regiones más escarpadas de la sierra, recorre la Barranca del Septentrión, con 1,600 metros de profundidad, y algunos puntos de la barranca de Urique, la más profunda de todo México. El paisaje entre Creel y Los Mochis, es el más espectacular. 
La construcción de este ferrocarril fue iniciada por el estado de Chihuahua en 1898, llegando a Creel en 1907. La obra fue terminada hasta 1961. 
Con el fin de brindarle al turista en general un servicio de calidad mundial, a partir de marzo de 1998 Ferrocarril Mexicano se dio a la tarea de reconceptualizar el servicio de pasajeros que se ha venido prestando durante años en la ruta Chihuahua-Pacífico, para darle la oportunidad de visitar una de las maravillas naturales de nuestro país, las Barrancas del Cobre. 
En el “Chepe”, nombre con que se relanza este servicio, el viajero nacional y extranjero podrá contar con la opción de realizar el recorrido en “Primera Express” o en “Clase Económica”, según sus planes y presupuesto. Esta ruta incluye las escalas de: Chihuahua, Cuauhtémoc, Creel, Divisadero, Barrancas, Bahuichivo, El Fuerte y Los Mochis. 
El tren de Primera Express brindará la oportunidad de viajar en un cómodo asiento reclinable, aire acondicionado y calefacción en un ambiente de modernidad, seguridad y confianza. Así mismo, podrá disfrutar de la bebida de su preferencia en el nuevo bar-fumador, o de una suculenta cena a la carta en el coche comedor. 
El tren de Clase Económica cuenta con aire acondicionado, calefacción y asientos confortables, además de un servicio de snackbar a bordo, donde el viajero podrá adquirir algunos refrigerios y sodas a su elección, todo higiénicamente procesado. 
Para su tranquilidad y confort, ambas categorías cuentan con la atención de un porter por coche y las medidas de seguridad que se requieren tanto a bordo como en las estaciones, con el único objetivo de brindar al turista nacional y extranjero un viaje seguro y confiable. 
Se espera contar con un incremento en el número de pasajeros como consecuencia inmediata de las mejoras en el servicio, y de esta forma colaborar en la promoción turística de la zona. Con este nuevo transporte de pasajeros, Ferrocarril Mexicano ratifica su compromiso de brindar un servicio de clase y apoyar a la infraestructura turística que vinculan a los estados de Chihuahua y Sinaloa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario