sábado, mayo 15, 2021

“NO SE OYE, NO SE OYE. NO SE OYE”

Por Alfonso Gutiérrez Martín

No es posible lo que le sucede a nuestro gran México, se ha convertido en una nación de sordomudo. Uno que habla , habla y habla. Y otros que callan, callan y callan. Entiendo que no se trata de mantener un silencio total , pero se ha perdido el diálogo . Decía Platón el gran filósofo del siglo IV que un gobierno solo reflejaba la manera de ser de las familias trasladado al estado, y los viejos decían, los pueblos tienen el gobierno que se merecen. 

Es muy grave lo que sucede, la base es la familia y en toda sociedad es la comunicación, hemos perdido la comunicación, México se ha polarizado cada día más, y lo más grave es que se alienta esa división todos los días como el chiquillo que dice “un día me las vas a pagar, ese día llega y pum, pum, pum hasta que se desquita a golpes y todavía se queda con las ganas de más. Así le pasa a nuestro país el gobierno ya no escucha, solo se escucha a si mismo, la comunicación se hace imposible, se tiene una idea fija y como los papás de antes “aquí se hace lo que yo digo porque aquí mando yo” . Por cierto México se dice según la última encuesta católico en un 83%, pero en la práctica alentamos otras doctrinas, cual “LA MIA” es decir hago lo que me conviene según mis intereses. 

Así es que unos son los que hablan sin escuchar y otros los que oyen sin hablar, es cuando las familias se dividen, hay conflictos constantes, revoluciones etc, pero las autoridades piensan en dos conceptos los buenos, los que “ se dicen que nunca tuvieron, que fueron explotados y humillados, los que no tienen nuestras ideas, los que consideran que todo medio no importa con tal de llegar al fin justificado en las razones anteriores y otras más y el otro grupo el de los malos por decreto, no le hace que la mayoría sean gente sana, productiva, trabajadora , gente de empuje, pero si están en el otro lado si es posible hay que exterminarlos . 

Este es el México lindo y querido de las canciones o es el México, herido violentado y violento. Este es el México que amamos, el México bello, de una cultura histórica fabulosa, de riquezas cultural, unido y fuerte, o el México, resentido, resignado. Sometido. Este es el México de las obras de Juan Rulfo donde resaltan, fantasmas, muertos y plañideras que van detrás de un féretro en silencio y llore y llore. 

Somos el México de los que unos hablan mientras los otros soportan en silencio su agonía . Creo que México es mas que sus gobernantes, somos un pueblo que unidos podemos ser capaces de muchas cosas como lo hemos demostrado. 

¿Porque hemos llegado hasta este punto? Debemos reflexionar las pocas voces que se escuchan en un mundo de sordomudos, se acallan o se callan solo encuentran esa alternativa. No se oye, no se oye, no se oye, solo se escucha el silencio y una voz que repite y repite y repite su propia voz . México esta sordomudo, necesita voces que vuelvan a crear esperanza, que le devuelvan la fe, que griten con fuerza “Viva México” Viva México, Viva México” Pero todos con orgullo y a una sola voz. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario