sábado, agosto 07, 2021

Juan Rosales Contreras

Por Rogelio Vega  
Tuve la fortuna, directamente a las puertas de mi trabajo, de toparme con Juan Rosales Contreras (1953). Investigador, docente, ensayista, poeta e impulsor incansable de las letras, es Maestro egresado del CREN (Centro Regional de Educación Normal), como Profesor de Educación Primaria; de la UPN (Universidad Pedagógica Nacional), como Licenciado en Educación Primaria y Licenciado en Historia; y Maestro en Pedagogía por la ENSN (Escuela Normal Superior de Guadalajara). 
Con más de 40 años de servicio, Rosales Contreras ha impartido clases en todos los niveles de
educación y en instituciones tan importantes como la UNIVA o la Universidad de Guadalajara. Asiduo a programas radiofónicos, cabe destacar su participación en Arvisa Radio, DK, Antena Noticias, La Mexicana, La Rancherita, Radio Fórmula o Radio Ecos Poéticos. Autor en activo suma ya varias publicaciones: “Fotocopiados, Memorias, Rosalada” (2015), “Aguascalientes / Ciudad Guzmán, ciudades que se hermanan” (2016), “CNR/ CREN Un acercamiento a tu historia” (2016), “Tijelino, un mago escultor” (2017), “El Kid Oliva, Gran Campeón de Colima” (2017), “Como dijo aquel” (2018), “Rosalada, tres
generaciones” (2019); y colaboraciones en revistas: “Presencia Alteña” o “A las letras”. 
Con “Santuario de los Tres Santos Reyes Magos. Jirones de su historia” (2020) Rosales Contreras emprende un interesante recorrido histórico que nos lleva de apreciar al bello recinto arquitectónico de los Magos de Oriente, en Cajititlán, a importantes pasajes de su devenir, desde el ya lejano siglo XVI hasta el turbulento septiembre del XXI. 
Con una amplia investigación histórica, que comprende fotografías y documentos que dan testimonio de su evolución, el libro sigue atento el particular desempeño de presbíteros, curas, obispos y Arzobispos de la Arquidiócesis de Guadalajara. 
El hoy Santuario, nos señala Rosales, “evolucionó desde Ayuda de Parroquia y Vicaría Fija hasta la Parroquia de hoy día; edifi cio que, por el ofi cio y gran sabor nativo que le imprimieron sus artistas indígenas, se distingue por su estilo barroco popular mexicano… 
Pueblo más viejo que el tiempo mismo y antiguo como los cerros que lo circundan, Cajititlán es una sucesión de muertes que le han dado vida y ésta, férrea y garbosa que se niega a volver a morir…”..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario