sábado, agosto 07, 2021

LOS PÁJAROS NO CANTAN EN LA NOCHE

Sofocante abrazo el de este sentimiento, ese que es parecido  
A cuando se escurre la única riqueza por un hueco en el bolsillo 
Y sentirse de alguna forma estúpida y risiblemente robado. 
Me descubro en el bolsillo un enojo con tumor en la tiroides 
Un odio elefantezco cubierto con una sábana 
Una repulsión con sabor al vino de la casa, una carta explosiva 
Con el mismo remitente y destinatario. 
Hoy los pájaros no cantan en la noche y no pasa nube por 
Don desierto.  

Hansi Javier Rosales Hernández


XVII 

Una mujer sus brazos mueve sobre la hoja que su muerte brinda. 
Ojos que se alzan y huyen. 
Una mujer devorada por sus cuervos. 
Por su soledad como perros. 

Una mujer como esfinge arde contra toda posibilidad. 
Lacera la página en que escribo. 
Mujer locura, sueño diurno.

¿No eres acaso las voces que ahora se abren paso entre las mías? 
Mujer diáfana, recostada en el sexo erecto de la noche. 

Bésame el sexo como beso tu muerte. 
Déjame reposar en tu pecho 
Como en el fuego en el que ardamos. 

Juan José Rosales Hernández

No hay comentarios.:

Publicar un comentario