sábado, septiembre 11, 2021

Con esfuerzo se vence cualquier obstáculo: Adrián Alejandro

Desde los 6 años de edad, Adrián Alejandro Frías Preciado empezó a engordar, vitaminas que le dieron de niño y la ansiedad que sentía hizo que cada día comiera más y más y así, durante 26 años su vida fue trabajar y comer, comer olvidándose del daño que se hacía hasta llegar a pesar 175 kilos. 
El haber subido tanto de peso trajo sus consecuencias, los niños se burlaban de él, y los pequeños son realmente crueles cuando de bulín se trata, hasta que llegó el momento de decidir un cambio, en su persona, ya que encontrar ropa de su talla era difícil, playeras tenía que utilizar 5 X y de pantalón talla 56, hoy en día gracias a su empeño y esfuerzo redujo de 20 a 22 tallas, pues ahora utiliza pantalones talla 34 a 36. 
Adrián empezó a sentirse mal, sentía que los brazos se les entumían, sus piernas ya no lo soportaban, su espina dorsal ya no aguantaba tanto peso, su vida matrimonial ya no era la misma, se cansaba mucho, su pequeña lo invitaba a jugar y no podía, aparte padece de epilepsia, le daba pena entrar a un restaurante o ir a una tienda de ropa, no le gustaba ir a los eventos, ya que la gente siempre lo miraba de reojo, todo esto lo tenía frustrado y amargado, fue entonces que decidió hacer algo por el mismo y empezó hacer un tipo de dieta y convertirse en vegano, salir a caminar diariamente, para entonces ya tenía un poco más de 30 años, todo esto hizo que empezara a sentirse bien y bajar de peso, dejó para siempre la carne, los refrescos, tortillas, y toda comida chatarra, solo come verduras, pollo y salmón de vez en cuando para tener todo tipo de proteínas, lo que le ha permitido hacer ejercicios de 6 de la mañana a 9 de la mañana. 
Adrián tiene un taller de transmisiones y antes vivía en Guadalajara de donde es originario y hace seis años se vino a vivir a Tepatitlán, ya que tenía muchos clientes de esta ciudad, el viene de una familia de mecánicos, señala que en una ocasión al levantarse sintió un fuerte dolor en el estómago, por lo que se tomó un yogurt y esto fue peor, de inmediato hizo una cita con el gastro y le hacen un estudio, ahí en el estudio salió que tenía un hígado graso en tercer grado, por lo que se metió a investigar y ahí leyó que un hígado graso en cuatro grados es una cirrosis hepática, esto lo asustó, pues pensó que tiene una hija muy pequeña y que no podría ser egoísta, por lo que al llegar a su casa tiró todo y desde ese momento se convirtió en vegano. 
Ya muchos doctores le decían que estaba listo para el rail pass por lo que querían operarlo y él pensó, si yo lo subí, yo lo bajo y sin tomar nunca medicamentos o sustancias que te hacen bajar de peso, logró bajar 95 kilos, es por ello que Adrián les manda un mensaje a todos aquellos que tienen problemas de peso, que todo se puede hacer, solo hay que tener voluntad, “hoy me siento muy bien, peso 80 kilos y puedo ingresar a cualquier evento, restaurant, cafetería sin que me de vergüenza y lo más importante, mi esposa y mi hija se sienten orgulloso de mi”. Hoy mi vida es otra, soy realmente un hombre feliz dijo sonriendo el hombre de ayer de los 175 kilos al verse en el hombre de hoy de 80 kilos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario