sábado, octubre 09, 2021

LA “SOLEDAD” DE LOS DESPIERTOS

Por qué viven sol@s a veces algunas personas? 
Porque no encajan en el mundo común. 
En ese mundo de sentimientos baratos y valores en liquidación… 
Porque estas personas “diferentes” son profundas, no les sirve cualquier cosa. 
Viven en el mundo real… “EL DE LA MAGIA Y EL ESPÍRITU” y no en el imaginario que nos venden como real. 
No tienen cualquier amistad, porque por vibración no conectan con cualquiera. 
Su casa es un Santuario de su Magia que no todo el mundo entiende; las velas, cristales, inciensos, artesanías, plantas, abundan por doquier. 
 No somos comunes, ni nuestro ambiente lo es. 
 No somos entendid@s por todo el mundo y tampoco nos importa. 
 No aspiramos a hablar de la última moda ni de lo que sucede con la farándula; hablamos de universos, de consejos, de sueños, de magia, de espíritus, de conciencia, espiritualidad, de amor. 
Somos altamente empatic@s, sensibles, verdader@s y no encajamos en un mundo de apariencias, mascaradas ni fachadas. 
¿Por qué está sola una persona “diferente”? Porque el espíritu la enseña primero a amarse y saber estar consigo mism@, luego a compartir con los demás y expandirse desde sí hacia otros. 
Una persona así, no le teme a la soledad: 
La usa para su crecimiento, para mirarse dentro y activar más su sentir, que luego comparte en círculos con otras personas, que aunque estén lejanas, se sienten cercanas en afinidad de frecuencias vibratorias. 
Una persona así tiene que derribar mucha falsedad en su camino antes de encontrarse con ella/el mismo, viviendo en otros cuerpos. 
Pero cuando se encuentra a sí misma… 
Entonces aparece su propia familia álmica a su paso. 
Nos encontramos.. y eso es motivo de celebración. 
Gracias por cumplir con el pacto de este, nuestro encuentro!!!


PARPADEO

“Parpadeaste y estás en Octubre. Y entre parpadeos y parpadeos crecieron tus hijos, se fueron tus padres, dejaste de ver a amigos. Parpadeaste y se te pasa la vida entre la labor y la plata que no alcanza y los sueños que dejaste encajonados para ‘cuando se pueda’. Y mientras parpadeamos sin registrar al otro, nos perdimos un rato de risas, un abrazo, un amor, una caricia y un último te quiero a ese alguien que ya no veremos. ¿Y si dejamos de parpadear un rato?, digo ¿si nos corremos de la velocidad, del automatismo que nos imprime la vida y empezamos a mirar? Mirá a tu hija(o), mientras hace la tarea, a tu Esposa (o), mientras dobla la ropa, a tu pareja mientras comen juntos, a tus amigos cuando se juntan. Ganale alegría al tiempo, que si va a pasar, si va a arrasarnos, al menos que nos lleve llenos de miradas y sonrisas. Y sobre todo, que el tiempo nos encuentre celebrando, porque a esos momentos de felicidad yo creo que no se los lleva ni la muerte. Quedan grabados en el espacio infinito, con energía. Digo yo, que no sé nada, pero que tengo ganas de empezar a mirar... 

Desde el Spa Natural Home, 
atte. tú hermano en Cristo 
Dr. Miguel Ángel Cortés Martínez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mayo 2022